IMPERADOR SE HIZO PERDIZ Y SE GANÓ UN LUGAR ENTRE LOS MEJORES / Don Guima

Imperador está en el top five de los potrillos argentinos y si me apuran digo que no hay tres mejores que él. Ganó dos carreras de Grupo 1, fue segundo en otra y resultó el tercer mejor caballo de tres años mejor clasificado en el Pellegrini.

Ficha limpia de fracasos es la de Imperador, que en marzo correrá el Longines Gran Premio Latinoamericano defendiendo las sedas de RDI como premio por haber ganado ahora el Gran Premio Martínez de Hoz (Gr.1-2000 m), en el césped de San Isidro.

Gilberto Silva y Paulo Borges suelen utilizar las carreras argentinas como banco de pruebas para sus caballos. Los que se destacan aquí luego los envían a los Estados Unidos. Fue el caso de Ivar, al que mandaron a competir en el país del Norte luego mantenerlo invicto en Buenos Aires.

Imperador fue primero todo el tiempo. En la salida, en la mitad de la carrera y en el final. Lo presionó Jolly Good un rato, como trabajando para su compañero Román Joy, y en el derecho fue Imperador el que le metió presión a sus rivales, obligando a correr lo que no podían para alcanzarlo.

Un caballo capaz de recorrer  2000 metros en 1.57.87/100 es un caballo explosivo. Imperador corresponde a esa clase.

Habla su jockey. "El caballo hizo ejercicios muy buenos, entonces  le dije al entrenador que ganaríamos la carrera".

Imperador ganó las 2000 Guineas (Gr1), en agosto, sobre 1600 metros en el césped.

Hijo de Treasure Beach (Galileo), ganador del Irish Derby, y de la yegua Duchess Royale, por Danehill, Imperador fue criado por Haras Río Dois Irmaos, en Chenaut.

Diego Peña, su entrenador, ganó 37 carreras el año pasado y en su vida profesional, sin contar las que ganó en Arabia, lleva 488 victorias. Peña ya corrió el Latino con Potrizaris, en Monterrico.

Nacho Surge, segundo a cuerpo y medio, fue la revelación de la carrera, porque recortó ventajas hacia el final y mejoró respecto de sus últimas entregas.

Román Joy también vino rápido en el final, pero cuando otro caballo atropella desde la punta es difícil atraparlo. Su tercer puesto tiene más valor que un placé de Grupo 1.

 

También te puede interesar: Maroñas (dale click)

Un saludo,

Julio Guimaraes