DE CABALLO PERDEDOR A GANADOR CLÁSICO EN 40 DÍAS / Don Guima

De la de perdedores al clásico. No hubo paso intermedio para Irideo, ganador este sábado en San Isidro del clásico Ojo de Agua (L-1400 m), por un cuerpo sobre Single Prince.

Irideo batió de atropellada a un grupo de rivales donde había caballos con hasta nueve victorias y eso es muchísimo para un ejemplar sin fogueo en la categoría y con sólo dos carreras previas.

Irideo es hijo de Infiltrada, Yegua del Año 2013, Mejor Yegua Adulta, Mejor MIllero, ganadora de 14 carreras

Su padre es Easing Along.

 

También te puede interesar Deuda (dale click)