EL TURF ESTÁ NERVIOSO PORQUE NO COBRA LO QUE LE TOCA / Don Guima

La Gremial de Profesionales del Turf se declaró en "estado de alerta y movilización debido a la falta de pagos de los premios del Hipódromo de San Isidro (Fondo de Reparación), que afecta tanto a jockeys, entrenadores, propietarios y personal de caballerizas", anunció en un comunicado de prensa. En buen romance quiere decir que están con los pelos de punta  porque no cobran lo que San Isidro les debe. 

El hipódromo también está en una lista de acreedores. Tiene adentro las cuotas de octubre, noviembre y diciembre  del Fondo de Reparación, anclado en una ley provincial y que se forman con las contribuciones de los Bingos con tragamonedas ubicados en Buenos Aires. Ese dinero San Isidro  lo usa para liquidar la parte más gruesa de los premios de sus carreras. 

Los Bingos ya pusieron la guita que le toca pero no fue a parar a sus beneficiarios. Y ahí se arma el descalabro. Si los Bingos la pusieron y el Turf no la recibió, en algún lugar debe estar el efectivo. Hay quienes tienen miedo de que los dejen de clavo, lo que significa no cobrar nunca jamás. Creen en la teoría del Pagadios.Por eso están nerviosos y amenazan con poner el grito en el cielo.

Otros, más optimistas e informados, dicen que "en diez días se arregla todo". En la lotería bonaerense comenzaron a cubrirse los cargos vacantes y con los nuevos funcionarios trabajando se acelerarán los trámites para el cobro.  

Esta semana se nombró a Juan Manuel Padín como secretario ejecutivo en la lotería bonaerense -un puesto que nunca existió- y a María Cecilia Pérez Araujo en la Dirección de Administración y Finanzas de la lotería. Son segundas y terceras líneas en la administración de Kicillof y reportan a Carlos Bianco, el Jefe de Gabinete.

Además, aún retumban en sus oídos las declaraciones de Teresita García, la actual Ministra de Gobierno, cuando dijo "nunca más poner en crisis a una actividad productiva" como el turf, o el compromiso del gobernador con el sector en plena campaña.

A todo esto, Propietarios también se quejó y denunció por malversación de fondos a funcionarios de la administración anterior; de paso recordó el interés de sacar al turf de la órbita de la lotería para acercarla al Ministerio de la Producción. La denuncia, piensan algunos atentos observadores de la realidad, obraría como aceite en los engranajes para que las cosas comiencen a funcionar.

Mientras la plata no aparece cuidadores afiliados a la Gremial de Profesionales verían con agrado que San Isidro haga menos carreras y que suban las categorías para los caballos que varean en el Campo 2. Lo justifican diciendo que es para "aumentar la participación en la bolsa de premios de quienes asumen los mayores costos y responsabilidades y son base del proceso selectivo".

¿Fomentan una grieta? ¿Van por  la decisión de quiénes corren por el Fondo y quiénes no? Los dueños de los caballos estabulados fuera de ese radio no serán de los más contentos. 

¿La unión del Turf -muchas veces endeble- depende de la tesorería?

¿La orden de liquidar lo atrasado será política o judicial? Es de esperar que todo se normalice por los carriles naturales.

Cobrar lo del Fondo es urgente para recuperar la línea de flotación. Sin ese aporte, el turf se va al fondo del mar.

Luego de lo urgente habrá que volver a pensar en lo importante. Devarnarse los sesos pensando cómo una actividad productiva logra también ser susentable.

Un saludo,

Julio Guimaraes