EL HIPODROMO DE AZUL TOCÓ FONDO. SUSPENDIÓ SUS CARRERAS / Don Guima

Se veía venir. Cómo consecuencia del atraso bonaerense en el envío de las partidas del denominado Fondo de Reparación al Turf, el hipódromo de Azul se vio en la necesidad de suspender su programación hípica hasta nuevo aviso.

Azul tenía un prevista una reunión de carreras para el próximo domingo 19, pero al no contar con fondos para hacer frente al pago de premios anunció su cancelación. Se le adeuda octubre, noviembre, diciembre y enero.

 

Fue la primera derivación grave originada por el atraso con que la lotería provincial transfiere al turf los fondos que le pertenecen y que se usan para pagar los premios de las carreras, de los que se alimentan todos los eslabones de la cadena productiva de la industria hípica. 

 

El mismo atraso obligó a San Isidro a diagramar ingenierías de emergencia para cumplir también con sus compromisos, apelando a recursos propios para solventar algunos premios o sectorizando quienes los reciban.

 

El malestar por no cobrar fue motivo por el cual un grupo de jockeys buscaron organizarse para interrumpir  las carreras del último miércoles en San Isidro, generando presión. 

 

San Isidro no recibe el dinero del Fondo desde octubre pasado, con el gobierno anterior, y ya muchos se preguntan cuánto tiempo podría soportar sin tomar una decisión similar a la de Azul. El hipódromo de La Plata también está afectado, pero en menor medida.

 

La hípica toda mira por estos días hacia la lotería bonaerense, donde el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco se hizo cargo del despacho. Espera el turf una pronta normalización en el flujo de fondos que le pertenece por ley y que no deben distraerse en otros menesteres ni quedar a la deriva.