AZUL FESTEJÓ FIN DE AÑO CON UNA GRAN FIESTA TURFÍSTICA / Don Guima


El hipódromo de Azul cerró el domingo pasado una gran temporada de carreras; fue una jornada con todos los chiches; culminó la Cuádruple Corona Cervantina, se corrió el clásico Ciudad de Azul y el Carrera de las Estrellas Cervantinas; dos pichones de jockeys se graduaron quedando listos para correr; hubo entrega de premios y buena onda a granel. Más de 5000 personas disfrutaron del evento. Pero para iniciar bien 2020, Azul necesita que le giren lo que le toca del Fondo de Reparación. Sin eso, peligra la reunión de enero.
True Faith ganó por siete cuerpos el clásico Ciudad de Azul, montado por Gustavo Villalba y la puesta a punto de José Pérez, mientras que Don Rapaz cruzó adelante en el clásico Carrera de las Estrellas Cervantinas.
A lo largo de 2019, el hipódromo de Azul mostró sus músculos para armar programas interesantes, demostrando que puede ser un polo hípico para desarrollar. Puso esfuerzos y recursos propios, pero necesita los fondos que le son asignados por ley para seguir adelante.