FUE EL ENCUENTRO DE LA UNIDAD Y DE LA ESPERANZA / Don Guima

La mayoría de las entidades vinculadas con la industria de las carreras tuvieron un representante sentado a la mesa en la que se brindó por el futuro del turf, al final de un año donde el sector vivió momentos de zozobra.

El encuentro se realizó este lunes en la sede que APHARA tiene en el barrio de Belgrano y sirvió para reafirmar vínculos y pensar en los tiempos por venir.

El éxito de la reunión del Carlos Pellegrini, el sábado último, y la buena señal que significó para la industria la presencia en San Isidro de la ministra de Gobierno Teresa García fueron algunos de los temas más conversados.

En declaraciones a la prensa, García sostuvo que el nuevo gobierno bonaerense tratará al turf como una industria productiva y será jerarquizada.

“Estoy muy emocionada, honrada y distinguida porque la actividad haya permitido que yo entregara el Carlos Pellegrini. La verdad, me produce una emoción personal muy grande”, explicó. Además, detalló que su presencia en una de las catedrales del turf “no hace más que reforzar el compromiso que he asumido con esta actividad cuando arreciaron tiempos feos en la no comprensión de quienes tenían a su cargo el gobierno en la no comprensión de que esta es una actividad productiva por excelencia y que genera y motoriza muchísimos puestos de empleo”, dijo la ministro.

Quienes asistieron a la reunión en APHARA sienten que el sector hípico ahora tiene una oportunidad para desarrollarse, aprovechando herramientas disponibles en la actual ley del turf que la ex gobernadora Vidal intentó modificar, sin éxito. Fue, sin más, el encuentro de la unidad.

La jornada del Gran Premio Carlos Pellegrini captó el interés de más de 40.000 personas y superó largamente la asistencia de público registrada en la final de Polo entre La Dolfina y Ellerstina jugada el mismo día en Palermo. Fue el Pellegrini de la esperanza, como se lo dió en llamar desde el slogan; fue el Pellegrini de la familia, el del optimismo y la confianza en que lo mejor del turf está por venir.