¿PODRÍA ESTAR SEAS ALABADA EN LA TERNA DE CABALLO DEL AÑO? / Don Guima

Va en camino a ser legendaria. Yegua heroica. Con hazañas propias de narraciones épicas. Seas Alabada es lo que su nombre indica. Un sujeto del cual se resaltan cualidades, méritos y bondades. Nada menos.

Ahora ganó la Copa de Plata (Gr.1) pisoteando a sus rivales. Inclusive con la pata que hasta hace pocos días tenía renga. Esa fue una de sus proezas. Otra haberle ganado a los machos, a mitad de temporada.

Terminó en victoria, entonces, lo que fue una semana en la que correr o no correr era el dilema por una lesión casi doméstica que estuvo cerca de sacarla de la carrera. No ganó en tres patas porque ella estaba apta para correr en el momento de saltar a la cancha. Ni el más crack gana en tres patas, (salvo Yatasto). Además ninguno mandaría a correr un Grupo 1 a su caballo en malas condiciones. El bienestar de ellos está primero.

Seas Alabada ganó porque es mejor y porque su equipo hizo un trabajo artesanal en ese talón dolorido, armando una herradura especial en cuestión de horas para aliviarla. Lo otro lo hizo el tiempo que, aunque poco en este caso, todo lo cura.


Podría correrle a los machos en tres meses, cuando llegue el Latinoamericano, o buscar nuevas hazañas en EE.UU, donde entrena Ignacio Correas.
Lo cierto que por ahora no está en venta.

Seas Alabada, vencedora por dos cuerpos de Sankalpa en la Copa de Plata, es la mejor Yegua Adulta de 2019 y será Yegua del Año si Joy Canela no gana el Carlos Pellegrini.

Hace 70 años que El Paraíso cría caballos. Seas Alabada es una de sus mejores creaciones. Campeona que debuta ganando en 1000 metros, como se podía esperar de una hija de Sebi Halo, coronada en el Pellegrini de las Yeguas.
Sólo una potranca podría reclamarme el título de Yegua del Año según su actuación el 14 de diciembre y hasta darse el caso de termine en la terna del Caballo del Año.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes