LA BATALLA DE LOS SEXOS EN EL GRAN PREMIO CARLOS PELLEGRINI / Don Guima


La de Joy Canela es la historia de una potranca vendida en 10.000 dólares en las subastas del haras La Biznaga que luego gana dos grandes carreras de Argentina. Es la confirmación de que el gran caballo también puede ser barato y no es necesario invertir fortunas.

Arturo Moscón compró a Joy Canela a pesar de que el día del remate la yegua tenía una molestia en una de sus manos. No le interesó ese detalle y el tiempo le dió la razón: ganó Polla de Potrancas y Acebal y el 14 de diciembre enfrentará al sexo opuesto en el Gran Premio Carlos Pellegrini (Gr.1).

El Pellegrini es la carrera más importante de Sudamérica, es el Arco de Triunfo de la región.
Joy Canela, entonces, tratará de hacer lo mismo que Enable, Treve o Almond Eyes, que es vencer a los machos en una carrera de excelencia sobre una distancia de milla y media.

Ella ganó cuatro de sus seis carreras y cuando perdió se ubicó segunda.

Joy Canela pesa 460 kilos, casi igual que su gran adversario Miriñaque, cuyos 450 kilos lo convierten en un caballo liviano como una mariposa pero su poderío lo hace temible como una avispa.


La yegua Potri Pe ganó el Carlos Pellegrini de 1992 y luego ninguna otra pudo hacerlo. De hecho, pocas lo intentaron.

Actualmente, muchas yeguas en el mundo han vencido a los machos en las grandes carreras y tal vez convencidos por esa tendencia es que los dueños de Joy Canela irán por la gran hazaña.

"Todavía no conocemos su techo; ganó en Acebal de manera impresionante, con un cambio de ritmo que pocas veces he visto; además irá muy liviana y creemos que más distancia le vendra bien", dice Moscón cuando se le pregunta porque se decidieron por el Pellegrini antes que la Copa de Plata.


Miriñaque ganó dos desafíos de la Triple Corona y es el campeón de 3 años del turf argentino 2019. Una victoria en el Carlos Pellegrini lo convertirá automáticamente en el Caballo del Año la de Argentina.
Sencillo de cuerpo, Miriñaque" coincide con "Joy Canela en su manera de correr: no se esfuerza al comienzo y acelera en el final.

Miriñaque se mudó a San Isidro el viernes pasado y está previsto que este martes por la mañana haga un trabajo sobre la pista de correr.


El Gran Premio Carlos Pellegrini tendrá 300,000 dólares en premios y su ganador obtendrá un pase directo para correr en Royal Ascot, el próximo año.