FROMM PUSO A FALERO MUCHO MÁS CERCA DE DESPEDIRSE CON UNA VICTORIA / Don Guima

Hay cuatro familias alentando a Fromm, el caballo con el que Pablo Falero se despedirá del turf argentino corriendo el Carlos Pellegrini, el mes que viene. Los López, los Zavaleta, los Gaitán y los Falero hacen fuerza desde hora por el nieto de Fiara.

 

Integran la mesa chica de un pingo llamado a meterse en la historia, por sus chances de ganar el Pellegrini o por ser la última monta del jockey uruguayo en este suelo.

 

Fromm acaba de ganar el Handicap Juan Esteban Bianchi, en San Isidro, sobre 2000 metros como lo había hecho en septiembre en una prueba de la misma distancia. Esa vez volvía después de trece meses  de su última carrera. Se había lesionado una pata en vísperas del Pellegrini, cuando pintaba como uno de los favoritos. Lo esperaron. Lo curaron. 
Cómo son las cosas. En tiempos que se va Falero Fromm está de vuelta.

 

Fromm se impuso por pescuezo y pescuezo en una prueba de 2000 metros corriendo entretenido, sin forzar la marcha durante el primer tramo, para mostrar sus cartas en la recta y ganar luchando.

 

"Esperara un poco más, pero probé correrlo así por el futuro", contó Falero cuando el miércoles ya era noche.
El futuro tiene fecha para Fromm: 14 de diciembre en una carrera altamente competitiva, donde cada posición en el desarrollo tendrá valor.

 

El hijo de Treasure Beach criado por Vacación corre con los colores de Santa Elena. 
Falero tiene una participación menor en la propiedad. "Me la compartió Alfredo -Gaitán- en una cena por la opinión que le di la primera vez que lo monté. Tenía 2 años y le dije <<este es el caballo>>, recuerda Falero. Jugarse por un potrillo a tan tierna edad no hace más que subrayar su visión de futuro.

 

En el currículum de Fromm hay tres triunfos en cuatro carreras y en su pedigree salta inmediatamente la presencia de Fiara, como abuela materna: Yegua del Año en 1987.