PINBALL WIZARD GANÓ UNA CARRERA QUE PERDÍA EN TODOS LADOS / Don Guima

Pinball Wizard venía corriendo en el Gran Premio Palermo (Gr1-1600) como esos actores de reparto que esperan su momento para entrar en acción y comerse la película. De rol secundario a protagonista de la historia justo en el epílogo de la que podría haber sido una de súper acción y suspenso.

Iba entre los de atrás, mezclado en el pelotón, sin hacerse notar mientras Don Empeño defendía su invicto marcando el ritmo en la punta con parciales intensos.

Pinball Wizard es un caballo de cuatro años criado por Ignacio Pavlovsky fruto de la combinación de Orpen con una madre Pure Prize. De sus ocho carreras anteriores había ganado tres y comenzaba a hacer las primeras experiencias en el marco clásico.

Entró en la recta final del gran premio detrás de seis rivales, tratando de encontrar paso para soltarse. Lo hizo en los 300. Faltaban 150 metros para el disco aún tenía tres caballos adelante que no se paraban.

Wilson Moreyra ha participado en más de 2700 carreras y ganado por encima de las 600. Las cuenta a oficiales dicen que gana el 22 porciento de las veces. Es un jockey para los clásicos.

Wilson le pidió el último esfuerzo al caballo de Don Teodoro y en los segundos decisivos puso él mismo todo lo que sabe.

"Era una llegada muy brava para sacar fotos, no se sabía a cuál apuntar", reveló un reportero gráfico después. Don Empeño, Top One Scape, Power Up y Bekir se perfilanan como vencedores, pero todos miraron el anca pasar de Pinball Wizard cambiando el final de la historia.

Medio cuerpo es algo así como un metro y medio. Por esa diferencia sobre Kebir ganó el de Mayansky Neer.

"Este caballo es un crack. Para mí era imposible que perdiera", dice el entrenador, quien anticipó que la próxima carrera será será el GP Joaquín de Anchorena.