¿PARA GANAR EL NACIONAL HAY QUE SER HIJO DE EQUAL STRIPES Y CONTAR CON LOS SERVICIOS DE MAYANSKY NEER Y WILSON MOREYRA? / Don Guimaa

Chemin du Ciel se metió en la gatera del Gran Premio Nacional. Merece correrlo el ganador del clásico Martínez, resuelto sobre los 1800 metros de Palermo. ¿Merece ganarlo? Habrá que ver con qué otros potrillos comparte los partidores en noviembre.

Chemin du Ciel desciende de Equal Stripes, igual que For the Top, el ganador del Nacional de 2018. Lo cuida Mayansky Neer, como a Roman Rosso, otro Derby winner. Lo corre Wilson Moreyra, primero en las dos últimas ediciones de la formidable carrera de Palermo. Hay motivos para suponer que estará entre los primeros. Por lo menos tiene las vinculaciones necesarias para estar prendido.
En el Martínez le ganó por el hocico a Enfermizo Paradiso viniendo de una actuación sobre 1400 metros, los del clásico Miguel Cané. Fue hocico en su favor, una diferencia que no sirve para definir supremacias.
Enfermizo Paradiso es de las mismas fuerzas. De hecho, es la segunda vez que lo escolta en Palermo; la anterior fue desde el pescuezo, en la de perdedores.
Es otro de los potenciales animadores del Nacional, donde podrá mostrar otra vez sus habilidades.