Foto @TicTacRodríguez

LA ALEGRÍA FUE SÓLO URUGUAYA DESPUÉS DEL CLÁSICO CHILE, CORRIDO EN EL ARGENTINO / Don Guima

El clásico Chile resuelto en el Argentino fue ganado por una yegua de propietarios uruguayos.
Joy Revolucionaria corre para el stud La Celeste, que representa en las pistas a Fabián Firpo, Richard De Vailley y a Gabriel “Tic Tac” Rodríguez. La montó Pablo Falero.

El Chile tuvo cuatro punteras. Romancera, French Beach y Moon the City se repartieron el dominio hasta que atropelló Joy Revolucionaria para ganar por tres cuartos de cuerpo.

La de Joy Revolucionaria es la historia de una Fortify que inicialmente entrenaba Coco Bullrich para La Biznaga y que cambio de dueños con la liquidación de aquel haras. Ya con la puesta a punto de Cafere ganó cuatro de seis.

"Joy Revolucionaria me dió una de las alegrías más grandes en materia de turf al ganar el clásico Chile (G2) en el hipódromo Argentino de Palermo. Bajo la égida de Miguel Cafere y la ya acostumbrada (Magistral) conducción del mejor, Pablo Gustavo Falero, solo doy gracias a todos", tuiteó Tic Tac poco después del triunfo y clavó foto.

En el primer encuentro de la tarde del lunes en Palermo entre Rodríguez y Don Guima se produjo antes de la tercera carrera:
-¿Qué haces acá?, preguntó el cronista.
-Vengo a robar, vamos a ver si me dejan, dijo Tic Tac el alusión a querer ganar el clásico e invitando a acompañar con unos boletos. El hombre que sus amigos habían cruzado desde Montevideo se tenía confianza.
El segundo encuentro se produjo cuando ya tenía los trofeos por el éxito entre las manos
-"El que avisa no traiciona", apuntó el cronometrista uruguayo. El escriba se fue de la escena recordando la letra de aquel tango que dice que "ciertas fijas se brindan por amistad".
La noche terminó siendo perfecta para los uruguayos, porque en el remate de Fallow que se hacía en el tattersall se compraron a una hija de John F. Kennedy, como para volver a soñar.