PABLO FALERO RECUERDA A STORM MAYOR COMO UNO DE LOS GRANDES CRACKS QUE CORRIÓ / Don Guima


Durante su campaña profesional en las pistas, Storm Mayor participó de once carreras con cinco diferentes jockeys. José R. Méndez, Ricardo Ioselli, Rodrigo Blanco, Pablo Falero y Julio César Méndez viajaron su lomo. Con estos dos últimos logró la hazaña de ganar el Gran Premio Carlos Pellegrini.

El por entonces pupilo del stud Starlight ganó cuatro carreras consecutivas entre el 10 de diciembre de 2005 y el 16 de diciembre del año siguiente. Las tres primeras con Pablo y la última con Julio César, que tienen la semejanza de ser uruguayos.

El hoy padrillo en el haras La Mission Robles disfruta de su vida alejado por completo de todo lo que ocurre en las pistas.

Desde lo estadístico Storm Mayor se emparenta con Old Man -otro prócer del turf argentino- por su doble triunfo en el Carlos Pellegrini, y con Romántico, que dio doblete en años consecutivos.

Pablo Falero también lo tiene en la gloria. "Fue uno de los grandes caballo que corrí en toda mi historia. A la par de los mejores. A veces dar nombres puede llevar a olvidarte de algún caballo super bueno, pero la verdad es que lo ubicó junto a Potrillón, Litigado y Guarachero", cuenta el jinete que lo montó y ganó también en un Gran Premio de Honor y la Copa de Oro.


"Me sentí muy feliz cuando me lo dieron para el Carlos Pellegrini. De eso me acuerdo patente. Había ganado una categoría con el; lo dejé en el Nacional por uno de La Quebrada que venía de ganar, y entró tercero corriendo muy valiente (con Julio César Méndez); y cuando me lo devolvieron para el Pellegrini sentí una alegría enorme" , relata Pablo.

Falero volvería a soltar a Storm Mayor un año después."En el segundo Pellegrini no lo pude correr por compromisos. Era una pena porque yo tenía a uno de Santa María de Araras que me parecía no era de tantas posibilidades aunque había ganado el Provincia. De todas formas me alegré por Storm Mayor". Con Cirque du Soleil Falero hizo la punta y terminó sexto, lejos.

"Storm Mayor  era un caballo al que conducía de la manera que yo quería. Recuerdo que antes del Pellegrini hice un documental para ESPN y si lo ven y prestan atención lo corrí como lo relaté en el programa. Eso me dio un orgullo muy grande".

Mucha agua pasó bajo el puente.  "Hace bastante que no veo al caballo. No se si harán cinco, seis, siete años o más. El tiempo pasa rápido. Sería lindo, siempre lo es, volver a ver a un caballo que te ha dado tantas satisfacciones", apunta Pablo. Probablemente a Storm Mayor también le de gusto volver a cruzarse algún dia con el jinete. Quizá no falte tanto para ver una foto de ellos juntos.