LA YEGUA MACHO ALFA QUE NO NECESITA GANAR UN GRUPO 1 PARA SER CRACK / Don Guima

Seas Alabada es otra cosa. Es yegua Grupo 1 aún sin ganarlo. Es cabeza de lote. Femenina desde lo estético y macho alfa en lo competitivo.
La yegua que corre con los colores de su criador, el haras El Paraíso, superó por tres cuerpos y medio a la ganadora del Gran Premio Selección platense del año pasado, Manuca Rosalina, parando en los últimos cien metros del clásico La Mission.


Es para correrle a los machos y ganarles; sirve para la milla y la larga; para el pasto y la arena. Para ostentar y darse dique con razón.


Seas Alabada ganó en la recta en tiempos de potranca y llego a los 2000 cuando le cambiaron el vareo.
Es el caso de una yegua que puede dominar una carrera desde el tercer puesto, poniendo inquietos a los de adelante y a los de atrás. Ninguno hará su propia carrera cuando ella esté en la pista, pues todos la tendrán como punto de referencia
Le falta un Grupo 1 para adornar su campaña. ¿Será en la milla contra los machos o en dos kilómetros frente a los de su sexo? La respuesta lleva implicita una seguridad, la que tarde o temprano lo va a ganar.

Un saludo,

Julio Guimaraes