NO PUDIERON SALVARLE LA VIDA AL MEJOR CABALLO EUROPEO DE 2018 / Don Guima

El tordillo Roaring Lion, Caballo del Año durante la temporada pasada, no pudo superar un nuevo cólico y fue puesto a dormir en Cambridge Stud, Nueva Zelanda, donde había sido enviado para la temporada de servicios del hemisferio Sur.
Durante su etapa de carreras ganó 8 y cuatro fueron de Grupo 1. Entre ellas el Juddmonte Stakes y el Irish Champions Stakes.