PROFESIONAL DE LA VICTORIA, INVICTO Y LÍDER / Don Guima

Si hay que buscarle el pelo al huevo, si se trata de sacarle el cuero al invicto ganador del clásico Cané, vaya por el lado de su nombre. Amiguito Calificado pare ce no ser uno muy bien logrado para definir a un campeón. No me imagino titulando en La Nación "Amiguito Calificado ganó la Polla". Le buscaría la vuelta por otro lado para contar lo que pudiera hacer este colosal potrillo.

Acaso pondría "Un invicto está en camino a ganar la Triple Corona", sin vueltas, con sujeto tácito. De todas maneras, hay que ver si la corre o si enfila para el Nacional usando otras rutas.

En su descargo, también hay que decir que todos los productos nacidos en el haras Don Nico llevan el de Amiguito como nombre de pila. Como Mi Amiguito, ganador de la Polla de 2008 también con los colores de Carlos Monayer.

Claro, lo del nombre adecuado o no es sólo una opinión en la idea encontrarle un punto flojo. Por lo demás, el caballo es un portero. Físico poderoso. Visto de atrás parece un rancho. Puesto a correr, un profesional de la victoria. Ganó tres de tres. El clásico Cané, de punta a punta.
Disgresión. Amiguito Ciro, del mismo origen, había ganado la misma carrera en 2017, manteniendo su invicto en dos.

Es Orpen en una yegua Equal Stripes que no corrió; cruzada Russian Blue dió a un ganador de nueve como Amiguito del Alma.

En septiembre 7 arranca la Triple Corona. Faltan cuatro semanas. Si Amiguito Calificado la corre, iré pensando cómo titular al día siguiente.