ONDINA DUBAI VOLVIÓ AL CÉSPED Y A SER LA QUE ERA / Don Guima

Ondina Dubai ganó tres de cuatro; inclusive dos carreras de Grupo 1. En la que perdió echó sangre. Cruzó sexta en las Estrellas Juvenile Fillies, de Palermo. Antes nunca había sufrido una epitaxis. Pepe Lofiego y Gustavo Gatti trabajaron para que no volviera a pasar. Corrió en las 1000 Guineas con un suero dextrosa al 50 por ciento y además de ganarle a Hennie Six por medio cuerpo también se ganó a si misma.

Ondina Dubai seguirá corriendo en la Argentina hasta que aparezca una oferta tentadora, porque, según dijo su dueño, "detrás suyo hay profesionales que viven de esto" . Lofiego es uno de ellos. Ondina Dubai, entonces, puede contribuir para que el cuidador vaya armando su jubilación.

La potranca luce los colores de Marcelo Goyanes, los mismos de Samba Inc con la que ganó el Eliseo Ramírez y el Gran Premio de Potranca hace dos años antes de venderla para los Estados Unidos.

Ondina Dubai vino mirando la carrera desde el fondo, mientras Hennie Six iba en la punta. Entró en la recta última, buscó afuera para avanzar y en su primera atropella casi se lleva puesta a una rival; fue Adrián Giannetti quien lo evitó tirándole de las tiendas y luego rearmándola. En su segunda atropellada fue en busca de la victoria, luchó y quebró a la puntera a metros de la meta.
Potranca liviana de físico, podría volver a Palermo para correr la Polla. Pero aún es temprano para que sus allegados tomen decisiones.
Hennie Six corrió como una leona. Tiene garras como para arañar algo importante. Póngale la firma.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes