SE LE DIERON POR CUMPLIDAS LAS SANCIONES A VEINTE CUIDADORES / Don Guima

El hipódromo de San Isidro restituyó la posibilidad de volver a trabajar a más de 20 entrenadores que estaban suspendidos por ser responsables de llevar a correr caballos con sustancias prohibidas de las categorías C y D.

Hace diez días, en San Isidro y La Plata se acortaron los tiempos de sanción para quienes cometan aquella clase de Infracciones y por el principio de aplicarles la ley más benigna muchos quedaron en situación de volver a trabajar.

Palermo también autorizó a ingresar en el hipódromo a dos jockeys que protagonizaron un escándalo a comienzo de febrero. Facundo Coria y Gerónimo García podrán participar en los vareos pero seguirán suspendidos para correr. Ambos jinetes estuvieron implicados en una situación impúdica cuando festejaban la graduación de Martín Valle en el cuarto de jockeys.