EL CRACK URUGUAYO (o brasileño) FITZGERALD VOLVIÓ Y PUSO LAS COSAS EN SU LUGAR / Don Guima

Pocos caballos son capaces de ganar doce clásicos. El brasileño naturalizado Fitzgerald es uno de ellos. Volvió a las carreras luego de seis meses y se esforzó para imponerse en la milla del premio Asociación de Propietarios de S.P.C por poco más de un cuerpo sobre Al Mare, con Laurent un lugar más atrás completando la trifecta de caballos brasileños en el clásico del domingo en Maroñas.
Fitzgerald es el mejor caballo adulto de Maroñas y el único capaz de soportar el mote de ídolo. Ganar doce de quince lo eleva a la categoría de caballo impar, de los que la gente paga contenta con na entrada para verlos correr.
Entre aquel triunfo de la tarde del Ramírez a su victoria de ahora hubo un viaje para correr el Latino de Chile del que volvió a Uruguay sin haberlo corrido, por un problema en un casco.
El marcador del clásico consolidó lo que parece ser una tendencia de un tiempo a esta parte, que es el dominio de caballos extranjeros en pruebas del nivel selectivo.
Fitzgerald es brasileño, pero se hizo en Montevideo. Como Invasor, salvando las distancias.