Foto Gentileza Hipodromo de Palermo

Cuando un hocico te deja afuera de la historia / Don Guima

Un hocico debe ser diez centímetros. Dos hocicos sumados deben dar menos de media cabeza. Hocico fue la ventaja por la que Top One City ganó la Polla de Potrillos. Por diez centímetros se le escapó a Seteado Joy. El ganador moral fue Nixon Joy, que corrió con toda mala suerte del mundo.

Top One City pasó por el ring de ventas virtual de Fallow, hace un par de semanas. Hizo 47.000 dólares. No fueron suficientes para alcanzar la base. Fue para adentro. 

Dos semanas después termina ganando una Polla histórica. Habrá que preguntarle a los archivos si en los tiempos modernos hubo algún final tan apretado en otra primera instancia de la Triple Corona. Creo que no,pero pueden desmentirme.

Zapico cuida en Mar del Plata al caballo criado por Firmamento en Sierra de los Padres. El hombre que disfruta de las carreras de caballos y de galgos nunca había ganado un G1. Es especialista en sacar precoces. Top One City lo es. Zapico entrena poco para la larga. Las próximas instancias de la Corona son más extensas que la milla de la Polla.

Seteado Joy, el segundo, volvió a ganarle a Nixon Joy, como en el Estrellas Juvenile, pero otra vez perdió contra el marplatense, como en el clásico Luro, donde fueron segundos y terceros.

A Nixon Joy lo apretaron en la largada y allí comenzó a perder la carrera. La trabajo después, la fue llevando, pero su remontada quedó corta. Perdió una carrera de película. Perdió porque le hicieron bullying.

Para Firmamento, criador de Top One City, es su tercer Polla de Potrillos. Antes las ganó con Fogoso Nov y The Great Day.