UN POTRILLO QUE NO ALCANZÓ LA BASE EN LOS REMATES DE KEENELAND, GANÓ EL BELMONT STAKES / Don Guima

La carrera final de la Triple Corona norteamericana la ganó un potrillo que no había alcanzado la base de 50.000 en las ventas de Septiembre en Keeneland. Sir Winston superó por un cuerpo al favorito Tacitus y dió el golpe a razón de 22,40 por cada uno apostado.
Sir Winston inició su campaña en Canadá y en su debut en los Grupo 1 norteamericanos se hizo famoso.
Es un hijo de Awesome Again, ganador de un Breeders' Cup Classic; su madre es ganadora de Grupo 3. Lo montó Joel Rosario para Mark Casse.