Foto gzta. Hipódromo de Palermo

PARA CORRER EL CLASSIC DE LAS ESTRELLAS ALAMPUR TENDRÍA QUE PAGAR $ 540.000 / Don Guima

Alampur pudo haber corrido y ganado el Longines Gran Premio Latinoamericano si La Plata pagaba su cuota societaria a tiempo para seguir siendo socio activo de la OSAF, permitiéndosele ocupar una gatera en la carrera itinerante con el héroe del Dardo Rocha.

Se podrá decir que es un pensamiento contrafáctico pues no ha sucedido en el universo observable, pero podría haberse dado tranquilamente. Porque el zaino de 4 años demostró ahora con su triunfo en el República Argentina (Gr.1) tener el nivel suficiente para haber actuado bien en la carrera de Santiago de Chile.

Claro, también habría que considerar si a Jorge Mayansky Neer le interesaba ser parte de ese proyecto cuando además tenía en mente el Carlos Pellegrini para Alampur, del que finalmente participó. Pero que la chance estuvo, estuvo.

Jorge ganó su segundo República al hilo; el año pasado fue con Logrado, también montado por Wilson Moreyra. A las 10 y media de la noche del miércoles 1 de Mayo “El ruso” ya estaba en la cama. A las cinco y pico de la mañana del día siguiente se lo podía ver en la cancha de Palermo, otra vez vareando. Preparando los próximos éxitos.

Al cuida no le gusta hacer paralelos entre sus caballos; se negará una y otra vez a otra vez a una comparación entre Alampur y Logrado. Máximo dirá que cada uno es o fue único.

Alampur es hijo del recientemente fallecido Catcher in the Ryde, al que se seguirá extrañando por mucho tiempo. Es un ganador de 6 en 14. Es doble ganador de Grupo 1. Acumuló premios por casi ocho millones de pesos. Consiguió éxitos desde la milla a la milla y media. Su madre ganó una en Penn National. Alampur, cuyo nombre remite a una localidad de la India, es segunda cría. Su hermana materna es por Invasor, que corría para Santa Inés, criador también de Alampur. Sandro Miserocchi, el dueño del haras, podría considerar criar con Alampur en el futuro.

Alampur le ganó por la cabeza a Emotion Orpen en un final digno de una película de Alfred Hitchcock.  Suspenso e incertidumbre a cada paso.

 

"Para correr el Classic de las Estrellas, Alampur tendría que pagar un enganche de $ 540.000".-

 

Una cabeza es un metro, más o menos. Es nada competitivamente hablando o lo suficiente como para dividir triunfos de derrotas. Lo necesario, también, para que el vencido pueda aspirar a una revancha cuando fuera. Y tomársela.

Emotion Orpen reprisaba desde el GP Nacional, donde fue favorito y quedó en el fondo. 166 días sin competir es mucho hasta para el mejor de los cracks. El de Firmamento había ganado antes el GP Provincia de Buenos Aires (Gr.1).  

Para los platenses, que los dos primeros del República hayan corrido y ganado clásicos en el sur los convierten en propios.

Alampur no correría el Classic de las Estrellas, pues el propietario no abonó la cuota para verlo participar de por vida en la serie de carreras organizadas por la FEAR. Sólo podría engancharse si pagara $ 540.000, equivalente al 30 % del premio al primero. Aquella cuota impaga ascendía en su momento a 6000 pesos.

Lo más probable es que enfile para San Isidro, donde salió de perdedor. El hipódromo del Jockey Club le ofrece el Gran Premio 25 de Mayo, en tres semanas.

Tal cosa hará que le quede allanado el camino a  Emotion Orpen su intento de imponerse en el Estrellas Classic, en menos de dos meses.

Pese al paro de transporte, la reunión del República resultó un plan por demás atractivo para quienes prefirieron festejar el Día del Trabajador en el hipódromo antes que ver las carreras por TV.

Temprano ganó Perro Callejero el GP Montevideo (Gr.1), para alegría inmensa del gringo Grimaldi. Pero el nieto materno de Catcher in the Rye terminó sentido de una mano con pronóstico de ir al quirófano. Allí perdió el invicto Eshebo.

Joy Epifora ganó el Atucha (Gr.1) de manera no convencional: corriendo delante y abriéndose en la recta hasta llegar a la verja  con Monasterolo desestibado.  Dos de dos para la potranca de La Nora sobre la que habrá que trabajar para que no pierda su línea. Hay que verla galopar sacando las manos cual gacela, pero aquel defecto le podrá costar caro en otras carreras.

Entropía fue el batacazo de la tarde de Palermo. Ganó el Criadores (Gr.1) a un sport de $ 99,15, cortándole el vuelo a Seas Alabada.

Jack of Hearts, otro caballo con campaña platense se quedó con el GP Ciudad de Buenos Aires (Gr.1) poniendo medio cuerpo de ventaja a su favor en el disco sobre Elogiado.

Con Nacho Surge, Iván Monasterolo completó su doblete de Grupo 1 ganando el GP de Las Américas – OSAF (Gr.1).

Palermo volvió a mostrar los músculos que tiene para organizar grandes festivales turfísticos. El próximo lo tendrá el 29 de junio, con las Carreras de las Estrellas.  Agéndelo desde ahora y no tome otras citas.