@mmsnippets

WINX SERÁ RECORDADA COMO EL APOLO 11 DE LA CARRERA ESPACIAL; YA ES MÁS POPULAR QUE IAN THORPE Y ROD LAVER EN AUSTRALIA / Don Guima

Ya no había boletos para ver a Winx dos días antes de la carrera. Quienes quisieron mirarla correr in situ, se estacionaron en la calle Alison, verja mediante con el poste de los 2000 metros del hipódromo de Royal Randwick, y desde allí la vieron salir por última vez de las gateras.

Desde la vereda de esa calle que corre como Dorrego en Palermo, los fans no asistieron al final del LONGINES Queen Elizabeth Stakes (Gr1) pero lo imaginaron por el rugir de más de 45.000 personas en las tribunas.

La yegua australiana Winx, la más popular del mundo, acaba de eclipsar a iconos del deporte de su país como Ian Thorphe, ganador de once medallas de oro en los Juegos Olímpicos, o el tenista Rod Laver, ganador de los cuatro Grand Slam el mismo año dos veces.

Permitan la exageración. Winx será recordada como el Apolo 11. Será materia de estudios científicos por su asombroso desplazamiento. Seguramente habrá películas que narren la vida de una yegua comprada por un grupo de propietarios en 270.000 dólares y que les devolvió cien veces ese dinero.

 

Winx se despidió de las pistas el mismo día en que el primer hijo en correr de American Pharoah lograba un debut victorioso en Irlanda. American Pharaoh es el anteúltimo Triple Coronado norteamericano. ¿Tendrá chances de servir a Winx? Justufy, Arrogate y Galileo están en esa lista de espera.

Ella es hija del desaparecido semental Street Cry, ganador de la Copa del Mudo de Dubai y padre, entre otros, de Zeñyatta, ganadora de 19 de sus 20 carreras, incluso la Copa de Criadores, y a quien no le fue bien en la reproducción. Zenyatta le fue presentada a Bernardini, Tapit, War Front, Medaglia d'Oro, sin dar caballos significativos. Tampoco le fue bien como madre a Black Caviar, invita en 25 carreras en Australia.

Entre Winx y Zenyatta consiguieron 56 triunfos y 38 Grupos 1. Tal vez fueron las mejores de todos los tiempos.

 

Junto con City of Land y Beauty Generation, Winx lidera el LONGINES World's Best Racehorse Rankings con 125 libras; el año pasado lo ganó junto con Cracksman, totalizando 130. Pero a la yegua que estará entre las mejores de todos los tiempos no hay que medirla por lo que ha hecho dentro de los hipódromos. Lo más importante es lo que logró afuera. Acaso el Daily Telegraph de Australia lo haya resumido con exactitud en un buen título. “La Melbourne Cup paraliza a una nación. Winx detiene al mundo”. Ella, sin duda, ha promocionado a las carreras de caballos de ese país y a la industria hípica del planeta como pocos en el último siglo.