EN LA NIEVE, EL CABALLO INGLÉS BERRAHRI GANÓ EL LONGINES 80° GRAN PREMIO DE ST. MORITZ / Don Guima

Créanlo o no, frente a 15.000 espectadores, los mejores galopadores de la nieve dieron un espectáculo increíble en el Longines 80º Gran Premio de St. Moritz con sol radiante. En una carrera muy rápida. Berrahri, que había venido de Inglaterra, dominó gracias a su gran corazón de luchador y finalmente ganó de manera espléndida por cinco cuerpos sobre  Jungleboogie, vencedor en la versión de 2016. El tercer lugar fue para Nimrod. Kieren Fox llevó a Berrahri, entrenado por John Best en nglaterra, a la victoria.

“El día fue exitoso en todos los aspectos. Tuvimos una gran cantidad de espectadores en el lago congelado y el ambiente resultóexcelente. Estoy completamente feliz ", comentó.

Thomas C. Walther, CEO de Rennverein St. Moritz. Los organizadores de White Turf no podían ser más felices con los ingresos por apuestas que ascendieron a 106.298 francos suizos, mejorando los 99.475 del año pasado.  Durante las dos últimas temporadas, ninguna pista de carreras suiza había roto la marca de los 100.000 francos suizos.

Los 111.111 francos suizos con que fue dotado el LONGINES 80º Gran Premio de St. Moritz parecían no tener un destinatario seguro hasta que Berrahri sacó a relucir toda su fortaleza y apoyado en Kieren Fox dominó en la última pare de los 2000 metros de carrera para dejar sin reacción a Jungleboogie, entrenado enFrancia.

La alegría no tenía límites en el campamento de Berrahri. John Best había traído al caballo cinco veces a la Engadina para ganar cuatro pero nunca antes el LONGINES.

Gran Premio de San Moritz. Berrahri acumuló recompensas por 133.605 francos suizos en 14 carreras y si todo va bien correrá nuevamente en St. Moritz en 50 semanas