El equipo argentino: Nicholas y Sixties Song Foto Hipódromo de San Isidro

CADA MINUTO CUENTA EN LA PREPARACIÓN DE LOS CABALLOS DEL LONGINES GRAN PREMIO LATINOAMERICANO / Don Guima

¿Si te tocara ganar nuevamente el Latino con Sixties Song repetirías la experiencia de llevarlo a correr en Ascot? La pregunta va para Alfredo Gaitán Dassié. Respuesta: "Paso a paso. Por ahora no pienso otra cosa que en preparar a Sixties Song para correr el Latino".

El ganador del Longines Gran Premio Latinoamericano tendrá la posibilidad de viajar a Londres para participar en forma gratuita de un Grupo 1 en Ascot, el próximo mes de junio. Sixties Song usó ese bono el año pasado, cuando finalizó rezagado en el King George, corriendo a la mano derecha en pista de césped pesado.

También se le consultó a Enrique Martín Ferro sobre si llevaría a Nicholas a Europa en caso de ganar el Latino y el cuidador respondió por la negativa, lo que se explica en una nota aparte.

Durante la mañana del jueves, Sixties Song y Nicholas posaron para una sesión de imagenes que se usarán durante un informe periodiodístico de próxima edición. Lucieron tranquilos para las cámaras.
En las próximas horas se resolverá si a los caballos argentinos San Isidro les hace un control antidóping precompetitivo.

En Maroñas, Fitzgerald hizo su primer ejercicio fuerte en la cancha de césped galopando de izquirda a derecha.


"Del palo de los 200 mts finales a los mil, 50”12 y completó 1200 en 1’17”37 en mi cronómetro. ¡Vamos que se puede zaino renegrido!", publicó TicTac Rodríguez en su cuenta de Twitter.

Asimismo, Peruhipico.net reportó que el argentino "Dixie Wave (Stormy Atlantic) parece estar más dentro que fuera del GP Latinoamericano. La claudicación que sufrió tras ganar el Clásico Ciudad de Lima (G2 – 2.000 m, césped), batiendo el record nacional de la distancia, empieza a quedar en el olvido y todo apunta a verlo en la justa internacional del próximo 10 de marzo.


"Así por lo menos se desprende de su ejercicio realizado esta mañana, poco antes de la 6:00 am, a mano contraria. Llevado por Miguel Vilcarima corrió los 1.300 metros y dejó los cronos en 1min29s0, prácticamente a voluntad y solo buscándole remate. De hecho, se le controló 11s0 para el furlong final, lo que habla de que el caballo pudo hacer bien el cambio de velocidad, sin mayor problema.


"Por otro lado, el resto de la delegación peruana continuó sus galopes de rutina a mano contraria, salvo Juliana (Eye On Jacob), que realizó el segundo día de caminata alrededor de su stud".