EL LONGINES GRAN PREMIO LATINOAMERICANO DEL CLUB HÍPICO SUPONE GRANDES DESAFÍOS PARA LOS CABALLOS VISITANTES / Don Guima

Pablo Falero ya montó cuatro o cinco veces a Sixties Song haciéndolo galopar sobre la mano derecha. "Esta bárbaro; se adapta muy bien", dice el jockey uruguayo que correrá al caballo argentino en Chile.

Para Sixties Song será su segunda vez en un Latino. Ganó el de Viña del Mar en 2017 con Villagra en la silla. Después viajó a Ascot para correr al revés. Le fue mal. Volvió al país, se reconstruyó, ganó la Copa de Oro y perdió luchando el Pellegrini. Con 115 libras será el caballo del Latino con más alto rating.

Falero fue muchas veces a trabajar a Chile. Inclusive corrió un Latinoamericano a la mano derecha con Calidoscopio, perdiendo un estribo y allí toda su chance. En el 95 había montado a Prince Boy, también en el Club Hípico. El caballo sangró. Fue en el Latino ganado por Patio de Naranjos sobre El Sembrador.

Sixties Song es uno de los dos caballos extranjeros que pudo ganar cuando la carrera itinerante se hizo en Chile. Solo Much Better logró vencer dos veces. SS tratá dedar doblete.

Santiago está a 500 metros sobre el nivel del mar. Su Club Hípico es Monumento Histórico Nacional. Por cuestiones sanitarias, las delegaciones visitantes no podran ingresar grano o pastura originarios de sus paises para alimentar a los caballos. Acostumbrarse rápido a la nueva comida será fundamental.

Sixties Song es caballo de 500 kilos 10/12 jarros. Alfredo Gaitán estuvo estos días en Chile y se ocupó de la logística. Algún balanceado que se vende en Buenos Aires también se comercializa en Santiago por lo que en ese aspecto el tema lo tiene salvado.

De aquí se irá con el entrenamiento completo. Dará pasada y falta definir si la hará en pasto o arena. Lo seguro es que irá a la mano derecha.

 

Nicholas es el otro caballo que representará al turf  argentino en el Longines Gran Premio Latimoamericano. Ganó 7 entre 1400 y 2000. Tres de Grupo 1. Nació un argentino17 de octubre.
Quique Martín Ferro, quién lo entrena, ya lo mando a trotar a la mano cambiada en la pista de vareos.

De Sudamérica, sólo los caballos chilenos tienen experiencia en galopar en ese sentido. De hecho, corren para ambos lados.
Van para un lado y para otro y entrenan sus músculos parejos.

En Uruguay, también Fitzgerald está vareando a la mano derecha. Lo hace en el pasto de Maroñas antes del toque de campana. Tiene previsto realizar un trabajo fuerte este jueves. El plan es viajar el 2 de marzo y volver el 11.

La Copa del Longines Gran Premio Latinoamericano pesa cerca de ocho kilos y se mantiene en poder del hipódromo organizador hasta la versión siguiente, que cambia de escenario. A los dueños de los ganadores se le entrega una réplica. 
Sixties Song es de tres propietarios. Mandaron a hacer tres copias. La de Mónica López la guarda en su haras Santa Elena.

Mientras tanto, en Perú hay dudas con la yegua Juliana, que se habría golpeado una mano y regrazada su preparación

Un saludo,

Julio Guimaraes