UN BUEN NOMBRE ES LO MEJOR QUE SE PUEDE TENER / Don Guima

Se paran caballos. Se los enchincha. Se le juega al clandestino. Y para colmo se viralizan videos de jockeys en actitudes impropias. Tiene la cola sucia el turf y aunque hace algo para limpiarla, el resultado todavia no llega.

El turf naturalizó el doping. q con él como si tantos casos por mes fueran aceptables. O inevitables. Descubiertos, se buscan responsables. Pero por lo general quienes recurren al doping programado se valen de figurines, lo que les asegura una puerta giratoria. Tienen un sistema aceitado. Los que caen son los perejiles.

Dicen que las infracciones con tratamientos terapeuticos no autorizados son otra cosa. Entre Palermo, San Isidro y La Plata se superaron los 150 episodoos el año pasado. Si es record, es uno de los más vergonsozos.

El turf hizo del banquero una institución. Jugar afuera daba patente de piola. Los cobijó. Formaron parte del xz quienes son nada más que delincuentes. Algunos sectores los combatieron hasta ahí nomás. Hoy, cuando queda poco por repartir, buscan impedirle el trabajo. Se encripta la señal de imagen para no regalarles lo que queda del negocio.Hay una linea y y una app para delatarlos. Inclusive es anónima y te la podés bajar del apple store. Hace turf, denuncialos.


"Un buen nombre es lo mejor que se puede tener", decia un spot publicitario. La marca Carreras en la Argentina sigue cargando con estigmas sociales. Y algunos los autogenera.