La Copa Longines Gran Premio Latinoamericano pesa cerca de ocho kilos y una replica será obsequiada al propietario del caballo que resulte ganador, el próximo 10 de marzo en el Club Hipico de Santiguo. A la original se le gravara el nombre del nuevo héroe y se la guardara hasta el año pro, cuando el trofeo viaje a Buenos Aires para la versión de la carrera en el hipodromo de San Isidro.
Como ya ocurrió cuando en Latino se hizo en Rio y Montevideo, la copa podría  ser expuesta en alguna tienda oficial Longines de un centro comercia de Santiago, para mostrarla al publico y servir de promoción  para el evento.