ES TIEMPO DE RELAJARSE Y DISFRUTAR DE LO MEJOR DEL TURF CON EL CARLOS PELLEGRINI / Don Guima

Es tiempo de bajar un cambio y disfrutar de lo mejor de la hípica. De olvidar por un rato las pálidas vividas. De tapar con el Pellegrini las angustias por la ley del turf, los casos de dóping y las desavenencias internas.

 

Es día de saco y corbata para honrar a la mejor carrera argentina. O de ir a San Isidro con jeans y zapatillas. Con la heladerita y el bronceador para pasar la tarde. Será un sábado del que se hablara cuando los tiempos sean historia.

 

Carlos Pellegrini bien podría resucitar ahora mismo y ver con alegría a los tan buenos caballos que se crían aquí para resolver su carrera tributo. Se daría un permitido Don Carlos Enrique José Pellegrini Bevans para no pensar en los déficit del turf moderno.

 

Mil veces se ha dicho que nadie pierde ni gana hasta cruzar ese alto poste de madera que  divide alegrías de tristezas. Este Grupo 1 de 2018 tiene al caballo que irá por su segundo Pellegrini, a un jockey en busca de su quinto y a un patito feo.

 

Sixties Song, Falero y Enjoy the Ride integran la síntesis de las historias de tan atrapante competencia.

 

Tronará San Isidro si cruza Sixties Song adelante. Es caballo con novela el de la patriada para conquistar Inglaterra. Acaso el único argentino que corre oficiales con hinchada propia.

Falero es el distinto. Vino de Uruguay, pero dice que lo aprendió todo aquí. No hay jockey vivo que haya ganado cinco Pellegrini. Pablo busca ser el primero para quemarle diferencias al gran Legui. Montará  a Sixties Song y juntos pueden ser opopeya. Le voy a apostar dos pesos al binomio y si ganan prometo no cobrar el boleto. Lo guardaré de recuerdo.

 

Casi nadie apostar por Enjoy the Ride. Sólo los coleccionistas de tesoros harán el esfuerzo. Perdedor en seis carreras, su presencia se justifica por aquello que nadie cae hasta cruzar el disco y por el cariño de un dueño a su caballo. Disfrute el camino.

 

Hay otras 16 historias para contar en cada gatera del Pellegrini y muchas más si se suman las de los grandes premios de la recta y de la milla.

 

Enjoy el Pellegrini. Lleve a un amigo. Hágalo socio de aventuras. Comience a festejar la Navidad en San Isidro. Va a estar Papá Noel. Si quiere, lleve a los chicos y escribirle una carta. No me cuente lo que le va a pedir. Ya me lo imagino.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes