GLOBAL BEAUTY LE DIO A DELLACASA OTRO MOTIVO PARA FESTEJAR / Don Guima

 

Se lo veía venir. Estaba listo. Había madurado lo suficiente. Se necesitaba zamarrear el árbol para que cayera de maduro. Y el triunfo grande de Global Beauty llegó en la Copa de Plata, de San Isidro.

Se lo merecía la yegua de Rafael Dellacasa. Corrió las bravas merodeando la victoria y coronó diciembre ocupando  el sitial de la mejor del año.

Le ganó a pura guapeza a Mirta. Fue media cabeza, pudo haber sido hocico. Para el caso  daba lo mismo. Ese alto poste de madera llamado disco que divide éxitos de fracasos la vio adelante a la alazana y perder a la zaina, si es que caer en final de foto se puede llamar perder. Mirta  está entre las 3 mejores potrancas de la temporada.  Es una realidad, como Seas Alabada, cuarta en el disco tras mandar desde el primer salto. Seas Alabada fue la sorpresa más agradable de una versión de Copa de Plata tremendamente competitiva.

Dellacasa está viviendo días que pueden ser únicos.  Hace poco festejó la elección de haber comprado a la madre de Cerro Largo, ganador del Comparación de Maroñas. Ahora se llevó la Copa de Plata y el próximo sábado irá por el Pellegrini con Global Kid, el segundo del Jockey Club y del Ensayo. Que se recuerde, no hay antecedentes de propietarios ganadores del Carlos Pellegrini y el Pellegrini de las yeguas en el mismo año. Rafael puede ser el primero. Estar en sus zapatos debe ser lo que todo hípico envidia sanamente por estas horas.