Dos profesionales de la salud brindaron una charla sobre el aparato cardiovascular, deshidratación, hipoglucemia y normas de prevención

En la delegación UTTA San Isidro, dos profesionales de la salud brindaron una charlasobre el aparato cardiovascular, deshidratación, hipoglucemia y normas de prevención. Un buen número de jinetes, aprendices y galopadores se sumaron a la jornada.

Octavio Arakaki se especializa en Medicina del Trabajo y Francisco Maneri es
cardiólogo; ambos se encargaron de explicar las cuidados que deben tener los jockeys, aprendices y galopadores, en otro ciclo de charlas organizada por la Unión de Trabajadores del Turf y Afines.

Se conoce que para montar un caballo se necesita un físico privilegiado, pero también un cuidado intenso; lo que permitió que la explicación, que duró aproximadamente dos horas, tenga un concreto y esperado resultado.

Desde hace nueve años, Arakaki trabaja en el Hipódromo de Palermo y conoce al detalle cada una de las inquietudes que pueden surgir en la labor de empuñar una fusta.

“Comparto muchas horas junto a ellos, los veo tres veces por semana y conozco la fisiología de los jockeys”, y agrega: “la idea es que puedan identificar algún riesgo en caso de hipoglucemia o deshidratación y así evitar un accidente. Ese fue el objetivo de esta presentación”. Mantener el peso no es nada fácil. La balanza debe ser el principal aliado de los jockeys y debido a eso se expusieron los diversos recaudos a tener en cuenta.

“Además de darle la aptitud para correr en reunión tras reunión me ha tocado atenderlos en diversas situaciones. Esa experiencia me ayudó a profundizar aún más esta temática”, declara quién se acercó al mundo del turf por intermedio de un aviso clasificado en un periódico y llegó para quedarse.

A su lado, Maneri dio a conocer su balance de la jornada y dijo que: “fue importante la propuesta. Se buscó orientar y generar un vínculo de interacción y no de inquietud”, y cuando se le preguntó sobre un consejo, sugirió que: “Deben ser conscientes de los peligros que esta profesión puede presentar y tratar de prevenirlos”.

Arakaki y Maneri se conocieron en una empresa de transporte en la que la prevención era un punto fundamental. En la actualidad conformaron una dupla que se entiende a la perfección y ese mismo vínculo permitió que la clase sea dinámica y muy productiva.

FUENTE: PRENSA UTTA