EL LONGINES TRACKING SYSTEM, UN EQUIPO DE CRONOMETRAJE Y SEGUIMIENTO REVOLUCIONARIO

Ascot (Reino Unido) / Saint-Imier (Suiza),  Longines y el hipódromo de Ascot tuvieron el honor de anunciar el lanzamiento oficial del innovador Longines Tracking System del relojero suizo, que se inauguró con gran éxito durante el prestigioso Royal Meeting el miércoles 20 del mes pasado. El hipódromo de Ascot se convierte, así, en el primer hipódromo en estar equipado con el sistema. Este sistema de cronometraje y seguimiento revolucionario –primicia mundial en la industria ecuestre– proporciona información inmediata de la posición exacta de los caballos durante la carrera, la clasificación, la distancia entre los caballos, así como su aceleración y desaceleración. Además, mide la distancia cubierta por los caballos y la distancia restante en la carrera.

 

El Longines Tracking System, completamente alimentado de datos por satélite, presume de una precisión extrema, sin necesidad de instalaciones permanentes en el hipódromo, como ocurre con los sistemas de seguimiento existentes. Desarrollado en colaboración con Swiss Timing, el sistema representa una innovación en la industria ecuestre, ya que permite que los hipódromos más prestigiosos del mundo, incluso aquellos localizados en espacios históricos o naturales protegidos, tengan acceso a una tecnología muy avanzada.

 

Juan-Carlos Capelli, vicepresidente de Longines y encargado de marketing internacional de la marca, dijo: "Para Longines, invertir en avances tecnológicos constituye un paso más en nuestra relación a largo plazo con el universo ecuestre. El Longines Tracking System ofrece una serie de ventajas para el deporte y representa una revolución en la industria ecuestre. Estamos convencidos de que los datos en directo relativos al rendimiento intensifican la experiencia del espectador y ofrecen una mayor comprensión del deporte".

 

Juliet Slot, directora comercial del hipódromo de Ascot, añadió: "Ha sido todo un honor instalar el nuevo Longines Tracking System, que aporta información muy valiosa para nuestros aficionados y para los miembros de la industria, incluso ahora, a los pocos días de su implementación. Longines, como nuestro patrocinador y cronometrador oficial, se comprometió a presentar su sistema en Ascot, y estamos encantados con los resultados".

 

La pasión de Longines por los deportes ecuestres se remonta a hace más de 140 años. Ya en 1878, concibió un cronógrafo grabado con un jinete y su montura. Esta pieza, muy apreciada por los jinetes y los aficionados a la hípica, se encontraba ya en los hipódromos en 1881 y permitía cronometrar los tiempos con una precisión de segundos. Longines participa en varias disciplinas ecuestres, como el salto de obstáculos, las carreras planas, el enduro ecuestre, la doma, las carreras de tiro y el concurso completo de equitación. Longines decidió brindar su respaldo a los deportes ecuestres como una muestra perfecta de la tradición, el rendimiento y la elegancia, que son los valores fundamentales de la marca.