MATIAS LANUSSE, EL PRESIDENTE DE LA LOTERÍA BONAERENSE, TRATÓ DE DEFENDER LO INDEFENDIBLE / Don Guima

 

REUNION CONJUNTA DE LAS COMISIONES DE PRESUPUESTO E IMPUESTOS Y DE LEGISLACION GENERAL – LEY DE TURF

5/7/18

VERSIÓN TAQUIGRAFICA

 

 

- En la ciudad de La Plata, a los 5 días del mes de julio del año 2018, en el Salón Dorado del Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires, a las 13 y 15, dice el

 

 

Sr. ALLAN.- Contamos con la presencia de Matías Lanusse, Director del Instituto Provincial de Loterías y Casinos, que había sido solicitada en la anterior reunión de la comisión por los representantes de Unidad Ciudadana. Él ha venido a exponer sobre los fundamentos del proyecto de modificación de la ley del turf.

            Así es que, si les parece bien, Matías va a hacer una introducción, después pasamos a las preguntas y, luego, hacemos un breve cuarto intermedio  antes de empezar la sesión del plenario de las comisiones.

Sr. LANUSSE.- Buenos días. Les comento de dónde venimos y hacia dónde vamos con la ley del turf.

            Yo asumí en enero de 2017 al frente del organismo provincial de Loterías y Casinos y en febrero me reuní con la gente de la actividad. Con los hipódromos, San Isidro, La Plata  - ustedes saben que el hipódromo de La Plata pertenece a Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires-, con criadores, con propietarios y entidades afines a la actividad.

            Nosotros les comentamos que la idea era analizar el subsidio y subvención, lo que ellos denominaban fondo de reparación histórica, pero el artículo 29 de la ley 13.253 recibe el título de subvenciones a los hipódromos y subsidios a las entidades gremiales y asociaciones afines.

Los ejes de la gestión estaban puestos en lo que es salud, seguridad, educación y obras de infraestructura, por lo cual teníamos tres años para trabajar en esta merma progresiva de los subsidios y subvención y un aumento en las fuentes genuinas de recaudación.

            La actividad, obviamente, no estaba de acuerdo. Ellos lo denominaban fondo reparador histórico por la merma que habían sufrido por las máquinas tragamonedas. Nosotros explicamos en base a lo que conocíamos y a lo que estaba escrito en las leyes, tanto lo que era la legislación nacional, que luego pasó a ser de la Ciudad de Buenos Aires, y lo que era la ley 13.063, que era la regulación de máquinas tragamonedas en la provincia de Buenos Aires, que venía de la ley 11.018, que era la del bingo tradicional, y establecía el reparto de las utilidades de las máquinas, que era el 34 por ciento para la Provincia y el 66 por ciento para los operadores.

            Luego viene el decreto 356/04, que establecía cómo se iban a distribuir las utilidades de las máquinas tragamonedas. Establecía 20 por ciento para seguridad, 20 por ciento para educación, y un porcentaje que era del 19 por ciento y hoy se redujo al 14 por ciento, ya que hemos cedido un 5 por ciento a los municipios el año pasado, que es el Fondo Provincial del Juego.

            El FOPROJUE viene de la década de los noventa. Y lo que se hace con esa plata es hacer frente a los gastos corrientes y las necesidades que tiene la Lotería de la Provincia.

            En el artículo siguiente, que establece cómo se distribuían las utilidades, hay un artículo en el decreto 356 que establece que se podía dar del Fondo Provincial del Juego hasta 1.370.000 pesos mensuales para fomentar la actividad hípica.

            En el año siguiente, 2004, sale la Ley del Turf, que es la 13.253, que tiene más de treinta artículos, la cual reglamenta que el turf pasa a ser de interés provincial y que pasa ser un juego de explotación de la provincia de Buenos Aires. Es por eso que el ente regulador, que es la Lotería Provincial, empieza a regular un juego más de los que tiene la Provincia, como son el “Quini 6”, el “Loto” y todas las variantes que ustedes conocen, y las máquinas tragamonedas.

            En esos más de treinta artículos establece cómo  van a ser los totalizadores. ¿Qué es un totalizador? Es la bolsa de premios y cómo se va a distribuir; cuánto al apostador, cuánto a los premios, cuánto a los hipódromos y cuánto a los municipios. Establece esas cuestiones. Le da el marco normativo para hacer un juego y empezar a generar fuentes genuinas de recaudación para la actividad.

            El artículo 29, como bien les dije, establece qué es la subvención para los hipódromos y qué es el subsidio para las actividades, que puede ir del 9 al 15 por ciento del FOPROJUE.         

            Cuando yo llegué a Lotería de la Provincia estaba en el 12 por ciento. Y luego de un año de hablar con la actividad y tratar de aumentar los fondos genuinos de recaudación de la ley que existía  - una ley nueva -, tuvimos en diez meses un aumento de una sola terminal de apuestas más, que es el juego “El Pingazo”.

            El juego “El Pingazo” se crea en el año 2006. Y es una fuente de recaudación que está en las agencias de lotería y en 110 agencias hípicas. La provincia de Buenos Aires tiene 4.500 agencias de lotería y 110 agencias hípicas.

            Las agencias hípicas tienen una restricción, que es que tres kilómetros a la redonda no se puede vender  el juego “El Pingazo”. Entonces, todas aquellas agencias de lotería que estén cerca de las agencias hípicas no pueden vender el juego “El Pingazo”.

            Había una resolución que estudiamos con la actividad para sacarla, porque entendíamos nosotros que cuantas más fuentes de recaudación haya, más plata iba a haber para premios y para los hipódromos. Los hipódromos y los propietarios y criadores no se pusieron de acuerdo para sacar esta resolución, con lo cual hoy sigue vigente.

            ¿Qué tienen las agencias hípicas y las agencias de lotería a diferencia de otros juegos y que nosotros sacamos en esta ley que estamos presentando?

            Por cada apuesta que se realice tienen que pagar un diez por ciento de la apuesta sobre la apuesta que va a realizar. Quiere decir que, por ejemplo, si una persona va a jugar cien pesos, tiene que pagar 110 pesos. Diez pesos quedan como comisión para la agencia y cien pesos se juegan.

            ¿Cómo se distribuyen hoy esos cien pesos? 72 pesos van a lo que es juego, al apostador; 17 pesos entran al hipódromo donde se está corriendo la carrera; 9 pesos van a los premios de los caballos que están corriendo; un peso va al municipio y un peso a rentas de la provincia de Buenos Aires.

            Esto que acabo de enumerar se llama totalizador. A lo que voy es a lo siguiente: en la provincia de Buenos Aires hay 4.500 agencias de lotería. Y el juego “El Pingazo” sólo existe en 163 de ellas. Las cuales recaudan 200 y pico de millones.

            Haciendo una proyección lineal y llevando este juego a 4.000 agencias, estaríamos casi en mil millones de pesos de recaudación. Que sería lo que se quita de lo que llaman Fondo Reparador y nosotros llamados subvención y subsidios.

            Nosotros, en un año, desde comienzos de 2017 cuando hablamos con la actividad hasta diciembre, y otorgando cincuenta terminales de captación de este juego “El Pingazo”, la actividad sólo instaló una.

            La realidad es que en la batería de propuestas que hacemos en esta nueva ley, nos toca un fuerte trabajo con la actividad para desarrollar estas herramientas que van a compensar la quita de subsidios y la subvención.

            Esta es una breve introducción. Quedo a disposición de ustedes para responder las preguntas que quieran hacer.

 

Sr. ALLAN.- Tiene la palabra la señora senadora García.

 

Sra. GARCIA.- Quiero agradecer porque en la reunión del jueves pasado expusieron más de 25 personas integrantes de un sector que se va a ver afectado hoy. El bloque de Unidad Ciudadana pidió convocar al funcionario público a cargo del área, lo que agradecemos.

            Vamos a participar con preguntas y observaciones. Pedimos taquígrafos presentes en la reunión, lo que también agradecemos, y vamos a entregarle a la Presidencia una serie de preguntas, 36, porque estimamos que el tiempo se hace largo para que el funcionario conteste  hoy las 36 preguntas.

Las vamos a dejar por escrito y vamos a pedir que el mismo funcionario nos indique en cuánto tiempo las puede tener, y que figure su respuesta en la versión taquigráfica.

            Independientemente de eso, vamos a participar de la reunión de Comisión. Le voy a acercar las preguntas para que sean respondidas. Algunas de ellas vamos a anticipar en nuestra intervención.

 

- Se entrega el listado de preguntas.

 

Sr. CARBALLO.- Quiero agradecer la presencia del señor Lanusse.

            La semana pasada estuvimos escuchando a todos los sectores que son parte del turf. En su totalidad, e independientemente de que algunos lo pudieron manifestar desde su función política, algunos desde el oficialismo y otros desde la oposición, creo que encontramos un denominador común, que es la preocupación por esta nueva ley.

            Me parece que el turf en general es una actividad que supera la necesidad económica de lo que representan los mil millones de pesos que estamos discutiendo hoy.

            Parece que el turf, como el turismo carretera, como el Colón, son las cosas emblemáticas de la Argentina, algunas de la ciudad de Buenos Aires y otras del interior.

            En ese sentido me parece que el turf ha sufrido en sus últimos años. Para tratar de encontrar una solución pienso que todos tenemos que ser sinceros. El problema del turf no es algo que apareció este año, este mes o el año pasado. De hecho la ley del 2004 ya marcaba la tendencia a un problema, que era ver la manera de cómo se recaudaba y cómo se hacía eficiente algo que es para pocos pero que es demasiado emblemático.

            En ese sentido aparecieron los tragamonedas, los bingos, los casinos y otras apuestas que le hicieron más fácil a la gente poder jugar a otra cosa y que vaya menos al hipódromo.

            En realidad a la gente no la vamos a cuestionar por lo que juegue o lo que haga con sus recursos, pero me parece que la recaudación que tiene la Lotería de la Provincia de Buenos Aires en su totalidad es abarcativa como para no prestarle atención a este problema que tiene el turf.

            Sabiendo que hay una ley, lo que más preocupa, más a allá de las preguntas que le podamos hacer después a usted, es cuando en el gobierno nacional se habla de tendencias o sensaciones que se vienen. Lo que me preocupa más a mi es que no tengo claro si la ley es para bien o para mal, pero sí tengo claro es que la ley genera incertidumbre y en algunos casos algunas personas que crían o tienen establecimientos están pensando en irse antes de que llegue diciembre de 2019.

            Lo que hay que hacer rápidamente, más ustedes como parte del Ejecutivo, es explicarles a ellos más que a nosotros. Ustedes la ley, quizás, la puedan sacar, pero no sé si van a poder explicarle a la gente que se va si es que va a poder volver.

            De hecho, enfrente, en Uruguay, el turf está creciendo después de haber estado cerrado, en un país muy parecido al nuestro.

            Lo que más me preocupa de esto es que cuando uno trabaja con caballos de carrera también trabaja en genética, trabaja en tiempos, en años y en inversión. No es una pared que se puede armar y desarmar al otro día.

            Pregunto cómo podemos trabajar rápidamente para esos sectores, a los que vi preocupados por el informe que nos dieron.

            Por lo que dijeron hablan de que hay en forma directa 80 mil personas y en forma indirecta 320 mil personas en grupos familiares, de los cuales muchos podrán hacer otra cosa si es que no se resuelve esto, pero también hay mucha gente que va a tener que ir al Ministerio de Desarrollo Social a buscar una solución.

            Lo que vamos a sacar del fondo compensador lo vamos a tener que pagar para asignaciones universales o de desarrollo social.

            O no se le explicó bien a la gente del turf o no está cerrando la cuenta de lo que ellos están planteando.       Nos preocupa profundamente este tema. Me parece que tenemos que buscar los errores del pasado pero también dar certezas rápidas para que esto no ocurra.

            Si los grandes concentradores que crían caballos de carrera deciden irse de la Argentina, -muchos no son capitales nacionales- no van a volver. Entonces me parece que va a ser muy mala la señal, en cuanto a que por un lado el gobierno dice que hay que traer capitales de afuera para invertir y producir en la Argentina, pero me parece que una señal de cuatro o cinco cabañeros importantes que ya están pensando en irse, no va a ser una buena señal para el gobierno.

            Cuando hablo del gobierno no hablo de qué partido soy, sino que hablo del Estado y hablo de cómo hacer para que la Argentina esté mejor.

            Creo que esta reunión nos debe clarificar, porque tengo distintas sensaciones o distintas versiones. Está bueno que venga usted, está bueno que nos explique, pero tengo que decirle con sinceridad que vi mucha preocupación en la totalidad de la gente que es parte del turf.

 

Sr. LANUSSE.- Le comento lo que me decía en relación a la incertidumbre. Usted tomaba los datos del estudio de Bagó, que marca 81.300 empleos…

 

Sr. CARBALLO.- Tomo los datos brindados por las 25 personas que estuvieron el jueves representando a la gente del turf.

 

Sra. GARCIA.- Cada uno habló por su emprendimiento y la cantidad de gente, y se les preguntó cuánta gente afectada tenían en materia laboral en cada punto de la cadena productiva.

 

Sr. LANUSSE.- Para no entrar a detalles, el número de 81.000 salió del último estudio que hizo la gente de Bagó, que es a nivel Argentina, y después disgrega cuánto es la provincia de Buenos Aires y el resto del país.

            No vamos a entrar en ese detalle sino en la batería de propuestas que hicimos.  Usted dice que genera incertidumbre, y a veces es por el desconocimiento o por no entenderlas porque son propuestas que consensuamos en su momento con criadores propietarios y los hipódromos sobre qué es lo que se hacía en el mundo y cómo se estaba trabajando en esta actividad.

            Uno de esos casos, para poder disminuir el fondo y que aumenten las fuentes genuinas de recaudación, era expandir lo que hoy ya existía y que era este juego Pingazo, que les decía, y también por ejemplo las herramientas del “comminglin”, que es la capacidad que tenemos de vender nuestras carreras al exterior.

No estoy hablando de la venta de señal, que existe hoy en el artículo 20, sino que es una nueva propuesta que ponemos en el artículo que establece que lo que se juegue en el extranjero vaya al totalizador de nuestras apuestas. Esto quiere decir que si afuera están jugando 100 euros, sacando los gastos de incurrir en este “comminglin”, el restante porcentaje iría al totalizador y se distribuiría de la misma manera que estamos poniendo en esta nueva ley, que termina siendo más atractivo para el hipódromo y para los premios, porque en ese impuesto no le ponemos ningún tipo de impuesto o gravamen ni para la Provincia ni para ningún ente oficial.

Para tener un dato certero de eso es que Estados Unidos casi el 50 por ciento de lo que  recauda es a través del “commingling”, ellos  exportan y recaudan en otros países como también lo hacen otros países con ellos.

            Nosotros  desde que salió esta ley en el 2003 o 2004 estuvimos fuera de esto porque este tipo de juego es de los últimos años y no existía. Aparte de eso damos un montón más de herramientas que consensuamos  en su momento con los propietarios y los criadores. Esta ley no salió antes  del Ejecutivo sin antes verse o llamarse a los actores de esta actividad entendiendo que nosotros nos queríamos retirar de un subsidio y de una subvención, pero queríamos darle un marco normativo aún mejor del que existía para que tengan otra fuente genuina que reemplace esta quieta  de subsidio y subvención.

            Obviamente lo que queda, si se vota y se aprueba esta ley como está, es un fuerte trabajo. Nosotros como ente regulador y la actividad en sí, para poder exportar la señal y vender el “commingling”, lo que queremos es poder tener una nueva fuente de recaudación.

 

Sr. CARBALLO.- Me queda la duda de si las personas que estuvieron hablando con usted son los mismos que hablaron con nosotros.

 

Sr. LANUSSE.- Yo le digo quiénes hablaron con nosotros, así usted tiene precisión certera. Con nosotros hablaron los hipódromos, los criadores y  los propietarios, pero no asociaciones gremiales. Y no nos hemos juntado con las asociaciones gremiales, que son más de 14,  porque en su momento cuando hemos pedido una rendición del subsidio habían incurrido en varias faltas.

Como la ley es laxa en la rendición del fondo que nosotros  les otorgamos como subsidio, entendíamos que no hacía a la actividad la compra de cajas navideñas por 550 mil pesos, arreglos de saunas, o inscripción a canchas de fútbol. Entonces, a mi entender, como autoridad de aplicación, nosotros queríamos ir por aquellos que tenían la pasión de este deporte y que querían dejar los egos personales o volcar propuestas superadoras a la ley que existía hoy en día.

            Las primeras reuniones las hicimos con asociaciones gremiales, pero nos dimos cuenta que se generó un debate y un conflicto interno del turf que nos excedía a nosotros. Después hicimos unas reuniones más acotadas directamente con ellos. De hecho nos hemos juntado con el ministro de Economía.

 

Sr. BOZZANO.- El informe de Bagó lo tenemos, los recibimos, pero aparte de ese informe estuvimos más de 7 horas en esta comisión escuchando a 25 representantes de todo el sector. Entonces, no es para tomar a la ligera lo que está planteando el senador.

 

Sr. LANUSSE.- No tomo nada a la ligera, para nada.

 

Sr. BOZZANO.- Me pareció que lo estaba haciendo cuando hablaba del informe de Bagó.

 

Sr. LANUSSE.- Si en algún momento pareció eso, le aclaro que no lo tomo a la ligera. Me interesa y me enriquece todo tipo de debate y de eso creo que se aprende.

 

Sr. BOZZANO.- Con respecto a eso le quiero decir que no respondió qué piensa de las fuentes de trabajo, o sobre qué puede llegar a pasar con esas 80 mil personas a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. No escuchamos que haya incertidumbre en el sector. Hay un rechazo de plano de este proyecto por parte de todo el sector. Es lo que escuchamos en la reunión pasada con, insisto, más de 25 oradores representando a todo el sector.

            Hay dos preguntas que quería hacer. Esto de “El Pingazo” y lo del “commingling”, ¿ya está? O sea lo de “El Pingazo” es una resolución que ya no se modifica?

 

Sr. LANUSSE.- Lo de “El Pingazo” es un juego que existe en toda la provincia de Buenos Aires, y todo lo que se apuesta ahí va al totalizador. En la ley nueva, según nuestra propuesta, lo que  retiramos es el 10 por ciento extra que tiene que aportar el apostador para que se lo quede el agenciero como comisión. Y el resto va al totalizador. Pero “El Pingazo” ya existe.

 

Sr. BOZZANO.- Respecto de la multiplicación de los  lugares en donde se pueda jugar…

 

Sr. LANUSSE.- Eso depende  de la actividad. Nosotros como ente regulador autorizamos. Nosotros le decimos a la autoridad que autorizamos todas aquellas nuevas captaciones de apuestas en las agencias de lotería que existen en la provincia de Buenos Aires. Ninguna agencia hípica nueva más ni ninguna agencia de lotería más, pero sí en las existentes, que son 4500, y solo 170 querían “El Pingazo” y que lo puedan expandir en todo el resto. El “commingling” es nuevo. No existía la ley y no estaba regulado por Lotería de la provincia de Buenos Aires.

 

Sr. BOZZANO.- Esa autorización de la que hablas, ¿ya está?

 

Sr. LANUSSE.- Sí, ya está. La autorización está cuando ellas la solicitan y nosotros la aprobamos. Solo solicitaron 23 nuevas para “El Pingazo”.

 

Sr. BOZZANO.- Más allá de estas cuestiones que usted plantea que van a suplir el fondo, nosotros creemos que es un fondo y no una subvención,…

 

Sr. LANUSSE.- Perdón que lo interrumpa, senador, pero yo lo llamo subvención y subsidio porque así lo dice la ley, en el artículo 29 de la ley 13.253.

 

Sr. BOZZANO.- Entendemos que el espíritu con el que se creó y el momento oportuno de cuando se creó, porque también hablamos con las personas que lo hicieron efectivo en ese momento, respecto de la cuestión del fondo. ¿Qué va a pasar en el momento en que se saca el fondo hasta que “commingling” funcione o “El Pingazo” funcione?

 

Sr. LANUSSE.- “El Pingazo” hoy sí funciona, pero el problema que se genera es que no recauda lo que tendría que recaudar para suplir el fondo. Lo tienen que solicitar y hablar con los agencieros.

 

Sr. ALLAN.- Ese 10 por ciento que hoy tiene la reglamentación desincentiva “El Pingazo”.

 

Sr. LANUSSE.- Con ese 10 por ciento lo que entendemos es que se fomenta el juego clandestino, porque la agencia de lotería cada 100 pesos que cobra una persona tiene que aportar 110 pesos. De esos 100 pesos que quedan, 10 van para la agenciero, 100 para el totalizador, y 26 pesos  -son 17 de los hipódromos más 9 premios-  aquel que en la jerga se denomina “banquero”, que es el del juego ilegal, no los aporta. Corre con la ventaja de tener 36 pesos que no está aportando. Eso lo que establece o hace es que le pueda pagar al  apostador no el 72, como nosotros pagamos por ley, sino más del 80 por ciento. Esto lo hace más atractivo a la persona para crear una fuente legal y genuina.

 

Sr. BOZZANO.-  La última pregunta es sobre una modificación que hay en el artículo 16, sobre la posibilidad de incluir los emprendimientos inmobiliarios.

 

Sr. LANUSSE.- Este artículo trajo bastante controversia y me voy a referir a lo que hablaba el otro senador, que decía que se necesitaba fomentar esto. Por eso les agradezco haberme invitado y les voy a responder sobre el artículo 16.

            El problema que generó el artículo 16 fue la palabra  “inmobiliaria” y su espíritu es que aquellos espacios ociosos que tienen los hipódromos puedan concesionarlos para generar una fuente genuina para el hipódromo. En el hipódromo de La Plata hay que tener cuidado, porque tiene una parte que es una reserva y toda la arboleda en sí. Pero tiene espacios que son ociosos, y  a nosotros nos encantaría que sea un paseo gastronómico y que la  recaudación de eso vaya directamente al premio del caballo y al hipódromo. Que no vaya como impuesto a una recaudación nueva para la Provincia, sino a fomentar la actividad.

            En el segundo párrafo, que es interesante, y esto lo quería poner en debate con ustedes que son los que tienen mayor experiencia, hablamos del derecho de imagen. Nosotros hoy tenemos un percance o un gris en la ley, porque hay otras provincias, no voy a nombrar cuáles pero tenemos un acta de escribano, que están vendiendo en sus agencias de loterías oficiales nuestras carreras de caballos. Y eso le hace recaudar a la lotería provincial de ese lugar, pero no ingresa plata a nuestra Provincia, que somos los que corremos con las carreras.

            Eso me daría el derecho de imagen, que sea propio de la provincia de Buenos Aires,  y poder llamar al presidente de Lotería y tener que cerrar acuerdos. Como bien dice este artículo, esos acuerdos serían directamente para premios y para uso de gastos corrientes de los hipódromos.

            Ese es el espíritu del artículo, y si la palabra “inmobiliarios” está mal, pido que la retiren. Pero el artículo es ese, no es de construir. De hecho, en el último se establece que sea siempre y cuando no vaya en contra de la actividad. Esto no es tirar un “tattersall” y hacer un emprendimiento inmobiliario para salir a vender.

 

Sr. PIGNOCCO.- Buenas tardes. Muchísimas gracias a los dos presidentes de comisión. Está la autoridad máxima de Lotería, y habíamos pedido que también concurra el director del Hipódromo de La Plata, pero nuestra presidenta de bloque acercó unas preguntas que durante el transcurso de la reunión voy a hacer en forma puntual.

No voy a filosofar, pero lo que a mí me quedó claro en la reunión anterior, en donde participaron desde asociaciones gremiales, haras, el presidente del Jockey Club de San Isidro -voy a nombrar algunos solamente- un periodista de ESPN, Durán, representando una multinacional de los medios, y capataces de campo  -intervención que fue muy emotiva-, la Asociación de Propietarios de Caballos y transportistas, es decir, el abanico completo del sector, es que creo que fue la primera vez que se logró –ellos mismos lo reconocían-, haberse juntado todos en una misma postura: plantear la defensa de una industria.

Porque acá  de lo que se está hablando es del juego, y la verdad es que nosotros no estamos defendiendo las maquinitas, el caballito, el otro juego, “El Pingazo” porque una de las preguntas que elevamos recién por escrito es cómo se combate el juego clandestino y la ludopatía.

Yo no estoy a favor de que se instalen maquinitas en los hipódromos, desde ningún punto de vista, y por eso fue el requerimiento de nuestro bloque, y agradecemos su presencia, porque lo que estaba en juego era una industria que si bien nosotros como gestión anterior mucho no hicimos –y vale que conste en actas y reconocerlo-, como fue reconocido en la reunión anterior, ya que fuimos nosotros los que instalamos el Bingo frente al Hipódromo de La Plata, que tiene un potencial enorme.

Respecto de esto que se plantea siempre de la gestión actual de corregir lo mal que se hizo para seguir mirando al futuro, creemos que, después de haber escuchado las exposiciones, les comento que ya está la versión taquigráfica y que sería buenísimo que se la acerquen al presidente de la Lotería, porque ahí va a ver que no es solamente el informe Bagó, y como decía un amigo nuestro yo creo que faltó también un café, porque si algo manifestaban en el sentido figurativo del café, es que faltaban una serie de reuniones.

 Creo que en definitiva se está defendiendo un mismo espíritu en todo el sector, y por lo menos nosotros compartimos eso después de haber escuchado y estudiado, y no compartimos la visión de esta modificación.

Y quiero corregirlo: el artículo 21 dice FOPROJUE, lo toma como fondo no lo toma como subsidio.

 

Sr. LANUSSE.- ¿Le puedo hacer una aclaración?

 

Sr. PIGNOCCO.- Lo que usted quiera.

 

Sr. LANUSSE.- El FOPROJUE es el Fondo Provincial del Juego, existe desde los ´90. Esa es la Lotería de la Provincia. Es todo lo que recauda en juego a la Lotería de la Provincia.

 

Sr. DE LEO.- Si me permiten, quiero decir que los impuestos que se cobran van a un fondo, y después cuando se destinan pasan a ser subvención o subsidio, tal como lo establece claramente la ley. No hay más discusión.

 

Sr. PIGNOCCO.- Lo que acá no está en discusión tampoco es que ese fondo no salga de los impuestos de la gente. Sale de la recaudación.

 

Sr. LANUSSE.- Senador, cada juego tiene un impuesto que va al fisco provincial y tiene el Fondo Provincial del Juego, pero el fondo no pasa nunca de la Lotería. Primero recauda Economía y después lo gira a Lotería provincial.

 

Sr. PIGNOCCO.- Por eso mismo, nosotros creemos  que en esta actividad, que es una industria, el fondo de reparación histórica para las carreras sale del impuesto a las maquinitas, o de lo que se juega a las maquinitas en la provincia de Buenos Aires.

 

Sr. LANUSSE.- ¿Le puedo hacer una aclaración? El Fondo Provincial del Juego no se nutre solamente del juego de los tragamonedas sino que se nutre de todos los juegos de las agencias de lotería.

            Una aclaración más: la ley 13.063 que regula las máquinas tragamonedas establece que el 34 por ciento de las utilidades del tragamonedas va para el fisco de la provincia de Buenos Aires.

            Es la diferencia con Palermo, que va de la máquina tragamonedas por resolución de un privado a otro privado.

 

Sr. PIGNOCCO.- Estamos hablando de otro distrito. Los que nos quedó claro a nosotros como bloque, e interactuando con el sector y las muy buenas exposiciones que se hicieron, de todo el abanico, primero que es una industria, no es un juego. No estamos hablando de cómo se recauda más en función de una actividad.

 

Sr. LANUSSE.- Estamos totalmente de acuerdo. Es una industria que recauda a través de ser…

 

Sr. PIGNOCCO.- ¡Está perfecto!

 

Sra. GARCIA.- No se superpongan porque si no no nos vamos a entender.

 

Sr. PIGNOCCO.- Disculpen. También en la nueva modificación de la ley se hace un “copy” y “paste” del artículo 1°): “Declárese de interés provincial la cría de caballos sangre pura de carrera, su entrenamiento y las competencias hípicas oficiales”. Es el mismo artículo de la ley anterior.

 

Sr. LANUSSE.- Exacto.

 

Sr. PIGNOCCO.- Por eso mismo, lo que no se entiende y vale la aclaración que le hizo el senador Carballo y el senador Bozzano, no es solamente el informe Bagó, como se quiere subsumir o resumirse, y no sólo son las 400 mil personas que se van a ver afectadas por lo que dice el abanico de la actividad. No es un invento ni una elucubración de un bloque, de dos o tres bloques.

            Toda la actividad está planteando esta situación, y a la vez yo quisiera agregar habiéndome interiorizado un poco más del tema que tanto la provincia de Buenos Aires, al ser el octavo productor …

 

Sr. LANUSSE.- El cuarto productor, últimos en exportación y exportamos solo el tres por ciento de la producción.

 

Sr. PIGNOCCO.- Y nos convertimos en el octavo …

 

 

Sr. LANUSSE.- No, vuelvo a repetirle. Cuarto productor a nivel internacional y de exportación, no exportamos ni el tres por ciento.

 

Sr. PIGNOCCO.- ¿No ve usted una oportunidad ahí de generar divisas, y no por egresos que era un decreto de Perón de 1974?

 

Sr. LANUSSE.- Sí, senador, pero lamentablemente por mis misiones y funciones como presidente de Lotería eso no me compete.

 

Sr. PIGNOCCO.- Pero le compete a usted como funcionario de un gobierno, y me compete a mí como senador de la oposición plantear una posibilidad enorme y un potencial que tiene una industria, como usted también reconoció no solo en la actualidad que habrá que corregir un montón de cosas.

            La actividad plantea, y no quiero generar de esto una charla de café, si tuvimos 20, 25, 19 expositoras y expositores, que la industria se ve afectada por esta quita o esta modificación del fondo de reparación de la hípica, y no entiendo cuál es la celeridad si todos reconocemos que es una industria con un potencial enorme en donde no sólo se va a ver afectada la industria en la provincia de Buenos Aires.

Yo sí me atrevo a decirle que también afectará a la provincia de Santa Fe, sur de la provincia de Santa Fe, que viene a competir en la provincia de Buenos Aires, el sur de la provincia de Córdoba y La Pampa, en donde también perdemos un potencial enorme en receptar como Provincia esa productividad.

            Es por eso que solamente entiendo la celeridad en función de la celeridad de los tiempos que corren en términos nacionales y provinciales de recaudar de alguna manera, de algún lado, pero nunca puede ser en detrimento de una actividad industrial, más aun reconociendo ustedes, reconociendo nosotros y reconociendo todos, que esta actividad tiene un potencial enorme, más allá de los gobiernos, que el país va a necesitar en los próximos años: divisas.

Nuestra posición en contra de esta modificación es porque el sector en su conjunto  –me viene a la memoria la exposición que hizo la veterinaria de San Isidro– es ejemplo en términos internacionales en cuanto a genética y congresos. Las palabras textuales, que constan en la versión taquigráfica, del presidente del Jockey Club y del encargado del área veterinaria, que creo se llama Costa, son estas: cierra el Hipódromo de San Isidro. La cita es textual.

             Este tema, más allá de que ahí sí toma el informe Bagó, fue tapa del diario La Nación.

            Yo formo parte de una agrupación que se llama La Cámpora, y no es  mi agrupación la que está planteando esto. El sábado se le dedicó a este tema una página completa en el diario El Día; y, ayer, otra página en La Nación, advirtiendo esto con buenos modales, porque imagino e intuyo que también son parte del actual gobierno, que ganó las elecciones nacionales y las elecciones de medio término.

            Más allá de las preguntas, quiero dejar constatado que vemos la actividad no como una cuestión de cómo podemos recaudar más en función del juego, sino como una actividad industrial; una industria sin chimenea, una de las industrias menos contaminantes, una las industrias que todos y todas necesitamos. Entonces, es ahí donde no compartimos.

            Por último, quiero hacer una preguntita.  Me gustaría saber en este sentido qué es lo que está haciendo Lotería para combatir el tema de la ludopatía, y que nos indiquen dónde poder buscar información al respecto. Entiendo que la ludopatía es una enfermedad  -corríjanme si me equivoco, las personas que más saben del tema–, y yo no estoy viendo que se la combata.

             Por lo que se dijo aquí  –si no es así, pueden corregirme–,  la hípica es la actividad de juego que menos ludopatía genera, creo que es el 1 por ciento.

            Entonces, vamos a potenciar otras actividades cuando en realidad  podemos fortalecer una industria que genera muchísimo trabajo, y que tiene el enorme potencial de generar divisas.

 

SR. LANUSSE.- Perfecto. Le contesto sobre la última pregunta referida a qué estaba haciendo la Lotería de la provincia de Buenos Aires respecto de la ludopatía.

            Le comento que respecto de la ludopatía hemos desarrollado convenios con Salud y hemos firmado con Educación para ir a las escuelas para comentar lo que es la adicción al juego. Hemos realizado cursos de capacitación en las diez casas que ya tenía la provincia de Buenos Aires. Y estamos suscribiendo un convenio con Salud para ser la primera barrera de contención en los 130 Centros de Prevención de Adicciones que hay en la provincia de Buenos Aires. Cabe aclarar que los Centros de Prevención de Adicciones que hay en la provincia de Buenos Aires tratan todas las adicciones menos la ludopatía.

            Nosotros entendemos que capacitando a este personal a través del IPAP y suscribiendo un convenio con la Subsecretaría de Adicciones, a cargo del Hernán Forli, podemos ser la primera barrera de contención para que no se tengan que trasladar desde los 45 bingos que quedan en la provincia de Buenos Aires  –hemos cerrado un único bingo, cuya licencia vencía en nuestra gestión, que es el de Temperley–,  a las Casas de Ludopatía, que son solo diez en la provincia de Buenos Aires.

            Aparte de eso, suscribimos convenios con el Observatorio de Encuestas, para poder tener una encuesta real de cuánta cantidad de gente es adicta al juego. La adicción al juego se denomina ludopatía, y a la gente que es adicta al juego se la denomina ludópata.

            Hemos realizado campañas en el 2016, en el 2017 y actualmente, en el 2018. Podrán ver en varios lugares y periódicos que tenemos campañas sobre la ludopatía, para contar qué es, cómo tratarse y a qué lugares concurrir. Así es que tenemos cursos hechos en las escuelas. Queremos capacitar en las escuelas y tener contención con Salud.

            Con respecto a la licitación del casino, que está en curso, les comento que una vez que esté adjudicada cerraremos tres casinos.

 Por primera vez en la historia, luego de la ley del 2003 que regulaba las máquinas tragamonedas y establecía los bingos en la provincia de Buenos Aires, se cerró el único bingo cuya licencia vencía en nuestra gestión, que es el bingo de Temperley. Recuerden ustedes que son 46 bingos, en 32 municipios, y hoy quedan 45. No se abrió Puente La Noria. Se cerró un casino el 1 de enero de este año, ubicado en la ruta 11, Valeria del Mar. Y se van cerrar los casinos de Necochea y Mar de Ajó.

 

SR. DÍAZ PÉREZ.- La verdad es que lo que más me preocupa a mí y a nuestro espacio político, desde la semana pasada hasta ahora, es la incertidumbre.

            Nosotros sabemos que en el año 1994 se recaudaban alrededor de 490 millones de dólares, y este año no se supera los 170.

            Lo que tenemos claro es que esa recaudación por el juego fue a otras actividades, como a las maquinitas tragamonedas, a los bingos. No es que la gente dejó de jugar y que esto quedó así, como al pasar.

            Me parece que tenemos que tener la iniciativa que ustedes tienen, porque en el proyecto la tienen, como la transmisión de carreras en el mundo, y supongo que las apuestas online…

 

SR. LANUSSE.- No, en nuestro proyecto no se contemplan las apuestas online.

 

SR. DÍAZ PÉREZ.- Sería bueno que también se pueda ver eso y lo que se hizo en Palermo, con las máquinas en el hipódromo. Habría que evitar las instalaciones de nuevos bingos cerca de los hipódromos y fomentar el convenio con China, que es algo que está interesando en el mundo. Nosotros podemos aportar bastante sobre eso. Me parece que debemos tener en cuenta en el mientras tanto –que es lo que más me preocupa– lo que estamos generando en toda la actividad.

            Quiero volver sobre algo que usted dijo con respecto al gremio y los gastos que hacía, porque me parece que es importante. Usted habló del gremio y de algunas cosas que el mismo hacía mal. Si hay algo que el gremio hace mal, hay que ir adonde hay que ir, y si hay que correrlo, lo tenemos que correr. Pero debemos tener en cuenta que hay más de 90 mil personas que están pensando qué vamos a hacer nosotros.

            En ese sentido, me parece que podríamos hacer algunas cosas más. Yo les pediría, más allá de este proyecto que ustedes tienen, que den certezas a los sectores que tienen que ver con los hipódromos, porque no estamos en un momento para generar más problemas en la Provincia, mucho menos en la ciudad de La Plata.

            Tengo la información de que la ley se quiere tratar la semana que viene. Eso va a generar problemas, sobre todo en el hipódromo de la ciudad de La Plata, y cerca de la Gobernación, ello sumado a los problemas nacionales.

            Creo que primero deberían implementar las medidas, generar los recursos y después ir con un gradualismo de más tiempo, si es que ustedes creen que no es compensación el subsidio y eliminarlo. Obviamente que si faltan 50 mil millones de dólares en Argentina para pagar de acá al 2019 éste no va a ser el único ajuste.

            Lo que digo es que acá hay gente que de este trabajo no va a ir a otro lugar. La persona que sabe amansar un caballo no va a ir a manejar una máquina, porque sabe solamente eso. Nació arriba de un caballo, se va a bajar del caballo y no va a saber hacer otra cosa, y va a venir al Ministerio de Desarrollo Social a plantear estas cosas.

Entonces, demos certidumbre. Trabajemos estos temas con más profundidad. Y tratemos de buscar una ley que pueda dar garantías para que esto siga funcionando. Eso es lo que me parece importante dejar en claro en esta reunión.

 

SR. LANUSSE.- Me dice acá el senador que aclare algunas cuestiones referidas a las máquinas tragamonedas. Pero antes de eso, le voy a contestar.

            Nosotros establecimos casi tres años con la industria para poder trabajar en esto. Obviamente, al día de hoy ya ha pasado un año y medio, y nos quedaría con la ley que proponemos un año y medio más.

            Ahora le aclaro el tema de las máquinas tragamonedas en la provincia de Buenos Aires. Esto es bueno clarificarlo, justamente por el desconocimiento que la gente tiene de las leyes, y no tiene por qué conocer esta parte.

            Muchos me han preguntado por qué las máquinas que estamos licitando no se establecen en los hipódromos, para así subsidiar la actividad. Para ser exacto, son 3860.

            Son dos leyes diferentes. Una es la ley de Casinos, que es la 11536, que viene de la época de los ´90, momento en que los casinos eran nacionales y  pasaron a la Provincia, entre los años ´93 y ´94. Esta ley establece en qué municipios puede haber casinos. Esas máquinas que nosotros estamos licitando ya existían anteriormente a nuestra gestión.

            Los casinos son provinciales por el artículo 37, segundo párrafo, que establece que es propio de la provincia de Buenos Aires. Existe en nuestra Constitución Provincial. Por lo tanto, nosotros no podemos mudar un casino de Mar del Plata a un Hipódromo de San Isidro, porque ya está estipulado por ley a qué lugar va a ir.

No hay una máquina más en la Provincia; de hecho hay menos máquinas apenas asumimos, porque cerramos Temperley  y sacamos aquellas máquinas que estaban fuera de uso en los casinos. Y solo licitamos las que estaban en funcionamiento el día que llegamos, que son estas 3860 máquinas.

 

Sra. GARCÍA.-  Señor funcionario: cuando comenzó la charla, algunos de los senadores presentes hicieron alguna advertencia respecto de una supuesta descalificación por un supuesto informe.

            En verdad, nosotros estuvimos siete horas y media escuchando a lo que consideramos a lo que es la cadena productiva y que tiene un alto impacto en el territorio de la provincia de Buenos Aires. Con informe o sin informe, lo que escuchamos es lo que le va a pasar, y como decía el senador, a las personas que están afectadas por esta medida.  Eso es lo que ponemos en valor, impedientemente que nos asistamos con informes técnicos, no importa si es de un laboratorio o de una universidad pública.

            En segundo término, usted hizo algunas consideraciones, agregando una nota de color, que algunas cosas no funcionaban muy bien, por ejemplo, las compras de las cajas navideñas o algo parecido a esto.

            En mi opinión, creo que estas consideraciones deberían quedar de lado, porque si las cosas no andan bien o no funcionan bien en un ámbito del Estado, lo que debe hacerse es redoblarse los controles, redoblarse los esfuerzos por controles. 

Hoy por hoy nos estamos quejando respecto de que no está funcionando el Tribunal de Cuentas, no funcionan las comisiones bicamerales de control.  Nosotros, también, tenemos quejas por falta de control el uso de recorte público en la Gobernación.

            Y además, cuando ocurren estas cosas, a uno les surgen fantasmas de días pasados, muy inmediatos, como los 350 despidos de TELAM y cuáles eran las argumentaciones. ¿Por las cajas navideñas? ¿Qué tiene que ver esto?  En todo caso es un déficit de la gestión provincial en el sentido de no poner más controles en donde los debieran poner.

            Segundo tema: quiero aclararle que soy de San Isidro, he nacido en San Isidro, por lo que sé perfectamente el impacto que tiene la actividad en la vida de mi distrito. En mi distrito  hay tres actividades productivas: la inmobiliaria, la comercial en grandes superficies, y la actividad hípica.  Fuera de esas actividades la gente que vive en el distrito y quiere trabajar en él no tiene otra oportunidad; no hay nada más que eso.

            Ligado a esto es que aquí se ha mencionado el artículo que contempla algún tipo de inversión inmobiliaria. Existe una factibilidad  y propuesta concreta en las tierras del hipódromo de La Plata y  San Isidro; en vez de planteárselo como pregunta, yo que conozco el distrito y conozco la actividad inmobiliaria en el distrito, debiera decirle que esto es lo que normalmente se llama “la tentación hacia el ladrón”. Porque implica habilitar la posibilidad de desarrollo inmobiliario en las tierras del hipódromo, y no sé en La Plata porque no conozco la realidad de La Plata y pido disculpas, pero sí conozco la realidad de mi distrito.

Ya circula la información de supuestos al respecto, y como mejor es curarse en salud y advertirlo con anticipación para que luego no ocurra lo que ocurre con otras tierras públicas o de orden nacional que son entregadas de manera precaria y después activadas para el mercado inmobiliario, más que una pregunta con el tema inmobiliario lo que diría es que vamos a curarnos todos en salud y evitar que este tema esté presente en la ley.

 Reitero que esto lo que va a desatar es la tentación de un mercado que hoy está hambriento por quedarse con la tierra pública.

            Yo no voy a discutir si es fondo o subsidio. Yo he sido diputada nacional, conozco el funcionamiento de los fondos de promoción y asistencia a las actividades productivas en el país. Conozco la pelea que se dio al respecto, una vez que hubo un intento en achicar el fondo de tabaco.

Me imagino que hoy nadie se animaría, lo dije el otro día y lo vuelvo a repetir, de pedirle al gobernador Morales que acompañe por la necesidad de ajuste fiscal  la eliminación del fondo del tabaco, porque es la actividad productiva por excelencia en su provincia, de la misma manera que no me imagino la eliminación del fondo de la actividad vitivinícola pidiéndoselo a Cornejo en función de la necesidad que hay de acompañar con ajuste fiscal el nuevo convenio con el fondo, que es lo que hoy está la relación de las provincias con la Nación; todos sabemos, todos miramos televisión, todos leemos los diarios y entendemos, al menos yo entiendo, que por esa vía, por ese lado, por esa razón, es que se toma esta determinación.

            ¿Por qué? Porque la actividad hípica es una actividad productiva en la Provincia, y bien lo dijo anteriormente el señor senador Carballo, y pregunto yo, la persona que es puestera, labradora, el sereno del stud, los vareadores de mi distrito, ¿qué van a hacer? El consejo de Marcos Peña que los manda a hacer cerveza artesanal o manejar drones. ¿De qué van trabajar? Esas casi 80 mil personas en la provincia de Buenos Aires; ¿qué es lo que van a hacer? Fueron al Ministerio de Desarrollo para pedir un plan social que los ayude a sobrevivir.

A mí no me caben dudas que los dueños de los haras van a tener de qué vivir, yo no tengo dudas con ellos. Seguramente, reconvertirán rápidamente su producción con un gran dolor en el corazón, porque es una actividad que han realizado toda su vida. ¿Y los trabajadores, los de todos los días, los que no tienen formación? ¿Cuál es la consideración que hace el gobierno de la provincia de Buenos Aires sobre prácticamente el fin de una actividad productiva?

            Lo planteamos el otro día, y lo dijeron desde cada uno de los sectores que participaron, aquellos que son los más acomodados, o los dueños del emprendimiento, y aquellos que son los empleados de esos dueños. Todos coincidieron en la preocupación sobre qué va a pasar con esas personas cuando queden en la calle.

            Por otra parte, yo les voy a decir la verdad, algunos ya me conocen, y no vamos a dar vueltas para las cosas. Esto tiene que ver con una necesidad de ajuste que tiene la Provincia. No tiene absolutamente nada que ver con reconvertir esta actividad, porque yo lo escuché y es cierto; quizás ustedes no han cerrado un bingo, no han abierto casinos.

¿En qué estado se encuentra la licitación de las 3.860 máquinas tragamonedas donde hay empresas, donde según tengo entendido, que se retiraron de la licitación por no tener garantías, y quedó un pliego de licitación que luego charlaremos a ver cómo está armadito?

            Para nosotros, para nuestro bloque, que fue el que pidió que venga todo el sector, cada uno de nosotros ha charlado con distintas personas, con los gremios, con los propietarios, con los dueños. Uno de ellos, hoy a la mañana me manda una copia de la nota que le presentaré a usted, y le pido disculpas porque cuando usted comenzó a hablar no escuchaba bien porque estaba la puerta abierta y había mucho ruido, pero entendí que esa charla inicial que había hecho en febrero con la gente del sector, que no incluía a los gremios, que solamente incluía propietarios.

 

Sr. LANUSSE.- En un principio sí, después no.

 

Sra. GARCIA.- No había tenido ninguna resultante, y que por eso en los tres años que se habían previsto no habían podido avanzar, porque el sector no había acercado alternativas.

            Quiero decirle que uno de ellos me mandó un mail y me dijo: “le pido senadora que lo lleve, y después se lo acerco por el relator de la comisión”. Tiene fecha 27 de marzo de este año, y hay claramente una propuesta respecto del anteproyecto que estamos tratando.

            Tengo que cumplir con quien me lo pide que, en reiteradas oportunidades, varias personas le han pedido a usted una reunión y que no han tenido respuesta.

Como soy legisladora, me piden que se la acerque y le diga que el 27 de marzo la Cooperativa de Criadores de Caballo, la Asociación de Propietarios de Caballo, el Círculo de Propietarios de Caballerizas y  de Criadores Argentina de Sangre Pura de Carrera, le acercaron a usted la presentación de un proyecto alternativo.

            Como peronistas  representamos  a la que para  nosotros es la parte de la sociedad más importante, que es la del mundo del trabajo. Lo que sinceramente nos preocupa, y  por lo que estamos alertados, es por lo que va a pasar con toda esta gente que va a quedarse en la calle.

No sé de otros lugares, y reitero que lo que sí sé es  lo que va a pasar en San Isidro, con las veterinarias, con los laboratorios, con los veterinarios que están asignados al Hipódromo, con los vareadores,  con toda la gente que vive de los studs. Y no solamente van a quedarse sin trabajo, sino que van a quedarse sin vivienda.

            Quisiera saber cuál es el plan o cuál es la acción de contingencia que tiene pensado el gobierno de Vidal con este tema. Y quisiera también  saber cuál es el destino de los recursos que ustedes suponen ahorrarse como Estado o como recaudadores impositivos. ¿Cuál va a ser el destino de esos recursos?

¿Sabe por qué se lo pregunto? Porque hay versión taquigráfica. Y Porque ya nos pasó con otros recursos que tiene  la provincia de Buenos Aires, como son los de la modificación de la ley del IVA. Y fue este importante cúmulo de dinero que vino a la Provincia producto de que la gobernadora discutiera en la Corte el Fondo del Conurbano.

Pedimos la creación de una bicameral para el seguimiento de esos gastos y por supuesto que el funcionario de gobierno en cuestión la negó. No hubo posibilidad de armarla.

 Y como hay versión taquigráfica y esto implica un compromiso, quiero preguntarle con claridad: ¿cuál es el plan de contingencia que tiene la gobernadora Vidal respecto de la gente que va a quedar en la calle? ¿Cuál es el destino de los fondos que ustedes suponen ahorrarse o recaudar, o como lo quieran decir,  con la eliminación de este fondo?

 

Sr. ALLAN.- Para ordenar un poquito lo que queda del debate, la idea es que el senador Díaz Pérez haga alguna pregunta más. Y la idea también  es ir después cerrando, porque nosotros en media hora tenemos una reunión más, por lo que si podemos ir cerrándolo, mejor.

De todas maneras, sí aprovechemos para hacer las preguntas que pueda responder el presidente de Lotería. Respecto de qué destino van a tener los recursos que la Provincia se ahorra, esto forma parte de Rentas Generales, y es el Presupuesto es el que lo va a establecer.

 

Sra. GARCÍA.- Si usted me dice que se va a perjudicar a una cantidad de gente producto de quedarse sin aquello que le permite, según mi interpretación, desarrollar su actividad, eso implica que alguien va a tener que atenderla. Por eso pregunté las dos cosas. ¿Cuáles son los planes de contingencia? Es cierto que no me pueden decir porque ya me lo dijeron. Por ejemplo, con la plata que ingresó de Nación producto de la modificación de la ley del IVA…

 

Sr. ALLAN.- Teresa…

 

Sra. GARCÍA.-  Usted tiene que saber  dónde va a ir a parar esta plata.

 

Sr. ALLAN.- Vuelvo a decirle exactamente lo mismo. Por un lado, estamos formulando la pregunta sobre una hipótesis que no compartimos, y es que va a quedar gente en la calle. Y no lo compartimos porque entendemos que las medidas alternativas y el plazo establecido en la ley son suficientes para la reconversión de la industria que todos valoramos.

Pero no coincidimos con el diagnóstico y con lo que ustedes dan por seguro, esto de que  va a quedar mucha gente en la calle. Nosotros no lo compartimos. Y estimamos sumamente suficiente las alternativas que establece la ley  que son mayores a las actuales. Son bastante más generosas en actividades alternativas, porque hoy no existen.

Por una parte, estamos hablando sobre una hipótesis que no compartimos, y obviamente el Poder Ejecutivo no lo va a dar por sentado. Ni mucho menos.

            Por otra parte, la segunda pregunta que le formulara Teresa está referida al Presupuesto General y es en qué se va a destinar lo que la Provincia se ahorraría en subsidio. Pasa a integrar las rentas  generales del Presupuesto; es decir, todos nosotros vamos a decidir.

            La idea era ordenar un poco eso y ver si podemos ir cerrando con las preguntas.

 

Sra. GARCÍA.- Allan, la última pregunta. Yo dije que presentáramos las preguntas por escrito…

 

Sr. ALLAN.- …si van a quedar.

 

Sra. GARCÍA.- Dejaría un tiempo para las respuestas por escrito. Les pido por favor que lo intenten.

Sr. DE LEO- Le debemos dar un tiempo al funcionario para leer las preguntas.

 

Sr. ALLAN.- Necesita de  un plazo para hacer las respuestas.

 

Sra. García.- Suponemos que  hay fecha de tratamiento para la ley entonces,  luego de que pase a Diputados, queremos las respuestas.

 

SR. LANUSSE.- Las respuestas las va a tener. No quisiera decirle por ejemplo,  dentro de un  tiempo determinado   y que después no lo pueda cumplir.

 

-La senadora García y el señor Lanusse hablan a la vez.

 

Sr. DE LEO.- Lo que mencioné es que a veces uno comprende que  muchas  preguntas son técnicas, y otras  tienen un componente político, en donde la pregunta tiene más forma de  afirmación que de  una pregunta.

 Lo que digo es que  nosotros aquí no estamos en una  interpelación, sino que estamos ante la presencia de  un funcionario para evacuar temas técnicos y técnico-políticos. Y lo que tiene que ver con las definiciones políticas tendrán que ver con otro ámbito, a otro funcionario o, tal  vez,  nos pueda competer a nosotros mismos. No sé si queda  alguna pregunta  pendiente.

 

Sr. LANUSSE.- Para que conste en la versión taquigráfica.  Cuando usted habla del tema inmobiliario y me dice que esto queda supuesto a ciertos loteos, hay que tomar de cuajo esto para no malinterpretarlo.

 Yo como presidente de Lotería prefiero no cerrar una puerta a una  fuente genuina de recaudación. Quiero leerlo  para que conste y para que vean cómo queda. Dice que todas aquellas cosas inmobiliarias como la prestación, espectáculos y demás, siempre deben cumplir los requisitos de la legislación específica y de los municipios respectivos. Esto quiere decir, provinciales y municipales, siempre y cuando se puedan llevar a cabo, siempre y cuando no afecten el desarrollo de su actividad principal, que es la hípica.  Esto  quería dejarlo claro.

Y por último, usted dijo que varias entidades me han acercado un  anteproyecto el 27 de marzo. Recuerde que nosotros ingresamos el proyecto de ley en abril, en la primera semana de abril. Y le vuelvo a repetir: soy una persona que me gusta leer, estudiar y ser permeable a otras posibilidades.

Me han  acercado un proyecto Mariano Fragueiro e Iguacel, que es una persona que estaba en Criadores y demás, y lo he leído. Muchas de esas recomendaciones están estipuladas en esa ley también.

Perdón, no le contesté la fecha de respuesta. Si puede ser cuestión de días, no me parece  pertinente.

 

Sr. DIAZ PÉREZ-  Dos preguntas, tratando de sintetizarlas al máximo.

Primero,  una que tiene que ver con los temas que tocó pero la integro a la Comisión de Salud. Lo hemos planteado con muchísima intención debido a que hubo un conflicto muy fuerte -en el área de ludopatía-, en la provincia de Buenos Aires, específicamente en el tema de salud mental, y la verdad es que quedó medio en el aire esta cuestión.

 Tomo la buena voluntad que usted planteó recién de que quieren hacer convenios o que están haciendo convenios para fortalecer esto. Hay un tema central que tiene que ver con focalizar, fuertemente,  en dónde va eso.    Propongo determinar no dónde va la plata, sino dónde va el esfuerzo que estamos haciendo en la prevención en ludopatía.

            Hay un proyecto  presentado, que creo  que tiene que ver con esto, y por eso lo planteo. Es para que se tomen a los 135 municipios, dado que ustedes estaban hablando de las agencias.

 

Sr. LANUSSE.- No, no. De la vieja Casa de Ludopatía eran  135  centros de prevención de las adicciones.

            Nosotros entendemos que tiene que estar separado el Centro de Ludopatía del área de Prevención de las Adicciones. Es un tema muy específico que tienen que manejar. Evalúenlo dentro del municipio. Inclusive, tiene algún ahorro que el intendente ya lo puede manejar y es el lugar preciso en donde concurre la prestación médica.

            Hay muchos lugares que no tienen desarrollado bien todo el tema de las prevenciones. Ese es un punto para que lo evalúen. Después le arrimo el proyecto.

 

Sr. LANUSSE.- ¿Lo puedo interrumpir, para no olvidarme cosas?

            Uno de los temas que tenemos es una ley que se votó el año pasado, que estipula la entrada a los bingos, que establece 20 pesos. Si no me equivoco, de autoría del senador D´Onofrio. Eso se está reglamentando. Está en cabeza de los intendentes, que la están firmando. Faltan algunos. La diputada Maricel Etchecoin nos está dando una mano.

            ¿Por qué traigo eso a colación? Porque de esos 20 pesos, 5 quedan en cabeza del municipio para hacer atención de las adicciones de ludopatía.

            Respecto de lo que usted me llamaba la atención acerca de la prevención de adicciones, nosotros hacemos hincapié en aquellos 32 municipios que tienen bingo y en aquellos 12  casinos que hay en la provincia de Buenos Aires, para que sean la primera barrera de contención. Porque entendemos que no se puede atender la adicción de ludopatía dentro de esos centros de prevención de adicciones, que atienden otras adicciones, pero sí que sean la primera barrera de contención, porque tenemos lugares que están a más de cincuenta kilómetros de donde está la casa de ludopatía.

            Entonces, que al menos la persona sepa que tiene esa atención y que lo puedan orientar.

 

Sr. DÍAZ PÉREZ.- Va a haber que fortalecer el área, porque está bastante complicada la cosa.

            El segundo tema es un tema que de alguna forma también adelanta posiciones. Porque nosotros entendemos que, si bien siempre es un momento complicado para la Provincia, para la política, para la economía, para tomar algunas decisiones, la verdad es que todo indica que hoy no soplan vientos favorables. El tema laboral se está empezando a complicar fuertemente. No sólo allí donde la senadora García habló recién, sino en todos lados.

            Tenemos las agencias, donde allí se desarrolla un aporte laboral importante, familiar. Lo que yo les digo es que esta ley, honestamente, no es para este momento.

            Cuando la presentaron habrán tenido una intención. Posiblemente, les molesta la palabra subvención, la palabra subsidio. O no coincide con lo que se está dictaminando desde la estructura central de la política argentina y de la provincia de Buenos Aires. Pero la verdad es que nosotros creemos que esto va a traer consecuencias evidentes. Porque es muy optimista pensar que en un tiempo breve se va a poder suplantar lo que se pierde de un lado por lo que se recauda por otro.  No es así. No fue nunca así.

            ¿Por qué ahora habría de ser así? Si, de repente, las cosas han empeorado. Y no es hacer politiquería, ni plantear un golpe bajo. Pero me parece que sería oportuno que evalúen la posibilidad de que se trate en otro momento esta ley. Y que los ahorros que se van a generar no son tan impresionantes en el contexto del presupuesto provincial como para que se ejecute eso, que va a traer consecuencias negativas sí o sí.

            ¿Van a trabajar muy rápido para que se pueda suplantar la ausencia? Va a tener consecuencias negativas. Me parece que es una ley que va a destiempo de lo que estoy seguro que ustedes a nivel personal no están queriendo; que es que se produzcan problemas laborales.

 

Sr. ALLAN.- Como decía Andrés, es más una afirmación que una pregunta que pueda responder el presidente de Lotería. Y es lo que vamos a discutir después de hacer un breve receso.

 

            Si hay alguna pregunta más puntual al presidente de Lotería, la hacemos. Si no, lo damos por terminado y pasamos al trabajo de la comisión.

            Muchas gracias a todos ustedes. Gracias al presidente de Lotería. Creo que hemos cumplido con lo solicitado por las fuerzas de oposición. Hemos intentado al menos evacuar todas las dudas, más allá del cuestionario formal presentado por Unidad Ciudadana, donde el compromiso es contestarlo en diez días. Muchas gracias.

 

-        Eran las 14 y 30.