LOS DEPORTES Y LA INTEGRIDAD DE LAS CARRERAS BAJO EL MICROSCOPIO / Don Guima

La sexta sesión plenaria de la 37° Asian Racing Conference en Seúl abordó el tema siempre vigente de la integridad, tanto en los deportes en general como más específicamente en la hípica.

 

Kim Nag Soon, Presidente y CEO de la Korea Racing Authority, abrió la sesión con el siguiente discurso: “En nuestra industria, nada es más importante que la integridad. Si vamos a ganarnos y mantener la confianza del público, entonces nuestro deporte debe no sólo ser limpio y justo, sino que también se debe ver como limpio y justo. Es lo que nos separa de los operadores de juego ilegal. En adelante, debemos afianzar la educación de todos los participantes y trabajar del otro lado de la frontera con nuestras contrapartes, compartiendo información e inteligencia para combatir a nuestro enemigo en común y defender la confianza en nuestro producto hípico.”

 

El deporte alrededor del mundo ha estado siempre acompañado por el escándalo. Acusaciones de manipular el juego, sobornar a los oficiales, apuestas ilegales, doping y lavado de dinero han manchado al deporte durante décadas, erosionando la confianza del público. En base a estudios de manipulación de juego de alrededor del mundo, el Profesor Jack Anderson, Director de Estudios de Legislación Deportiva en la Universidad de Melbourne, compartió su visión acerca de los recientes debates relacionados con el tema de la integridad en el mundo del deporte.

 

“Podemos pensar que la amenaza es externa, pero la amenaza viene desde adentro,” manifestó el Prof Anderson. “La información privilegiada es la amenaza clave a la integridad. Puede manipular mercados de apuestas, poniendo en juego la integridad del deporte y de la marca. El poder educar a los jockeys o a los jugadores es la clave. Existe una demanda de información – entonces, ¿cómo se detiene el suministro de esta información? Esto se hace al educar a los jockeys y a los jugadores.”

 

El Prof Anderson continuó explicando que no existe el crimen sin víctimas cuando se trata de corrupción. “La corrupción y la falta de integridad tienen precio, le cuesta al deporte. Una fija en una carrera o con el corredor de apuestas afecta a todos los consumidores a un nivel micro, y a un nivel macro conduce a un crimen económico transnacional. Es un hermoso desenlace para los sindicatos criminales.”

 

El tener que lidiar con la manipulación de resultados requiere muchos recursos, por lo tanto cada vez más organismos deportivos se apoyan en operadores comerciales para identificar patrones de apuestas inusuales.

 

De acuerdo con el Prof Anderson, esto trae varias preguntas a nivel legal, tales como en qué consiste un patrón irregular, qué es una prohibición correcta y cómo se sanciona de manera proporcional al crimen, siendo que actualmente los juzgados rechazan prohibiciones de por vida. Anderson concluyó diciendo que “nada corrompe más rápidamente que el olor de la corrupción y por lo tanto la integridad debe ser la prioridad número uno.”

 

 

Resultado de imagen para Kim Nag Soon + Asian Racing Conference 

 

Siendo los temas referidos a la integridad global de la hípica el tema principal de la presentación, el Honorable Juez de la Suprema Corte de Justicia de Victoria (Australia) Jack Forrest, recordó a los delegados presentes la facilidad con la que el escándalo impacta sobre el deporte. “La prosperidad de la hípica internacional se apoya en la recaudación de apuestas, y si no hay un campo de juego parejo, el daño a las apuestas y a la reputación afecta a todas las partes interesadas. Los comisarios de carreras deben operar de manera efectiva y se debe poder ver que así lo están haciendo.”, indicó Forrest.

 

Abordó en especial los problemas actuales que atraviesa la hípica de Australia en relación al doping. “Después de los últimos cuatro años, se puede perdonar al público por creer que hacer trampa y medicar son moneda corriente en la hípica australiana. Primero, tuvimos el escándalo con el cobalto, y más recientemente el escándalo de Aquanita, donde les suministraron suplementos de bicarbonato de sodio a sus caballos en días de carrera durante una cantidad de años.”

 

El juez Forrest indicó que la hípica ha sido efectiva a la hora de crear una infraestructura de integridad que ha sido exitosa en términos generales, mientras que otros deportes muchas veces no han tenido esta disposición. Sin embargo, advirtió que la implementación de tales programas requiere más diligencia debida que la esperada.

 

“Siempre han existido individuos que intentan estar al límite en la hípica. La cuestión es qué tan rápido se detecta esto y qué tan bien es controlado,” expresó.

“La respuesta actual parece ser que tal vez los controles no son suficientes. Esto nos trae a otra serie de preguntas. ¿Debería ponerse a la integridad en cuarentena, por parte de los organismos de control? ¿Qué tan estrictas deberían ser las reglas acerca de medicación, y cómo podemos mejorar las audiencias?”

 

El juez Forrest cree que el hecho de eliminar del alcance de los organismos de control los temas referentes a integridad resulte probablemente poco efectivo.

 

“No veo factible que ese corte sea efectivo. El costo de hacerlo es significativo, e indefectiblemente este tipo de organización autónoma está establecida y regulada por el gobierno. Con respecto al rigor de los reglamentos sobre medicación, existen diferentes enfoques alrededor del mundo. No todos los positivos ameritan que el entrenador sea descalificado. Existen varias situaciones en donde es necesario que las reglas sean flexibles.” Forrest concluyó diciendo que mientras el tema del cobalto se ha venido arrastrando durante los últimos tres años, aún no se ha sentenciado al respecto, y que el pico del escándalo se ha podido manejar en cuestión de meses, aplicándose las debidas prohibiciones y sanciones poco después del veredicto. Si bien este es un paso en la dirección correcta, aún queda un conjunto de temas legales para resolver.

 

El presidente Kim cerró la sesión con una pregunta al panel, acerca de qué consideran sea la mayor amenaza que enfrenta la hípica. El juez Forrest respondió por su parte, que la calidad de la tecnología que se utiliza ahora en el monitoreo de las carreras, y al tener Comisarios de carreras experimentados, significa que la manipulación de los resultados de las carreras no es actualmente un desafío real, mientras que los temas de integridad en otros deportes suelen no tener el mismo grado de expertise.

 

De acuerdo a su punto de vista, las drogas que potencian el rendimiento son el tema central respecto de la integridad en la hípica.

 

FUENTE: OSAF