EL FUTURO DEL TURF NO SE VE MUY CLARO A CORTO PLAZO / Don Guima

La palabra neblina, tan pronunciada este sábado en Palermo, sirve como metáfora para explicar cómo está el panorama hípico argentino. No se ve bien en el corto y mediano plazo. La suerte del sector está en manos de un grupo de senadores y diputados bonaerenses -46 y 92 de cada cámara-  y se sabe que estar en manos de la política nunca es mejor que estar en las propias.

 

El no saber cómo seguirá el turf angustia. A veces la angustia da paso a un momento de moderado entusiasmo  nada más que por el hecho de ponerle buena onda y ser optimista.

 

El proyecto de ley enviado por María Eugenia Vidal al Senado para que se baje a cero el Fondo de Reparación al turf bonaerense puede ser acatado a pie juntillas por los hombres de Cambiemos en la cámara alta. Saludo uno, saludo dos y a no modificar ni una coma del texto original.

 

La misión hípica que el jueves pasado  intentó convencer de lo contrario a los senadores reunidos en la comisiones de legislatura e impuestos y hacerles conocer el fino y lo grueso del turf volvieron optimistas por entender que los habían escuchado con atención. De todas maneras saben que la obediencia debida a la gobernadora por parte del bloque Cambiemos, donde tiene mayoría, podría borrarles las sonrisas.

 

Igual, si el turf pierde en ese primer tiempo del Senado tiene una chance de remontar el partido en Diputados, donde el oficialismo no es mayoría. Si llegara a esa cámara revisora la hípica  aspiraría a que rechacen el proyecto como hipótesis de máxima, no pudiendo volver a ser tratado durante las sesiones de este año.

Shyster (derecha) ganó el Fillies y se mantiene invicta

En nota de tapa, La Nación este jueves alertó sobre el freno registrado en la creación de empleos (sólo el turf genera 83.000 de ellos) y este domingo Clarín se refirió al doble discurso de la gobernadora, quien mientras de la boca para afuera dice querer desalentar la oferta de juego legal saca a licitación 3800 slots para poder cobrarles impuestos durante los próximos 20 años.

 

Para al turf parecería tener planes contrarios. Si busca desalentar el juego hípico, lo aniquilará directamente si cancela el fondo de reparación. 

Con una ley como la propuesta por Vidal, San Isidro no seguirá haciendo carreras. De haber ganado plata en el ejercicio anterior, podría pasar a perder millonadas con el esquema propuesto por Vidal.Y no está en los planes del Jockey Club llegar a esa instancia.

 

La Ley 13.256 que desde 200rige al turf bonaerense surgió de la necesidad de darle una compensación por el daño que le hacían los tragamonedas, los que justamente le fueron negados a San Isidro por la política en aquellos años.

 

Quizá se podría explorar ahora la posibilidad de que SI albergue en su predio  algunos de los 3800 slots sacados a licitación recibiendo ingresos indirectos si el Fondo desapareciera. Pero es sólo una chance.

 

**********

 

El espectáculo ya se había desvirtuado. El sábado la niebla lo tapaba todo en la zona de Palermo y no era el caso seguir exponiendo la salud de los jockeys y caballos ofreciendo al público un show innecesario.

 

Fue acertada entonces la decisión de suspender la fecha por razones climáticas tras haberse corrido las primeras diez del programa, incluídos los grandes premios Juvenile (G1), Juvenile Fillies (G1) y el Sprint Junior (G3) de las Estrellas.

El Classic (G1), el Distaff (G1), el Mile (G1) y el Sprint (G1) se reprogramaron para el próximo 9 de julio.

 

La niebla obligó a cortar el desarrollo de una reunión en la que se venía apostando fuerte, pero interrumpirla fue lo más sensato.

"  A veces los caballos se inhiben en la niebla y no corren lo que pueden.Además esas condiciones climáticas le hacen complicado en trabajo al comisariato", declaró Pablo Falero luego de saberse la decisión. "También hay que ponerse del lado del público y darse cuenta que no se le estaba ofreciendo un buen espectáculo”, dijo.

Es la segunda vez que las Estrellas se suspenden en pleno desarrollo por cuestiones climáticas. Lo mismo había pasado en 2008 tras el éxito de Filarmonía en el Distaff, a ciegas.

 

Hasta que se canceló la jornada, la tarde había resultado entretenida con buenos triunfos de Brilliant Sun Van, Shyster y Grekco. En el tercer piso del Paddock la más granado de la sociedad hípica hablaba de caballos y política del turf. Las charlas se retomarán el lunes 9, ya con nuevos episodios para contar.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes