GEORGE SOROS, MAGNATE Y EL SOCIO OCULTO EN LA PROPIEDAD DE JUSTIFY / Don Guima

Nunca escuche a un estadio bramar con la intensidad que lo hizo  Belmont Park el día en que American Pharoah ganó la última instancia de la Triple Corona para convertirse en el duodécimo caballo capaz de unir victorioso sus tres pases. Tembló el hipódromo de Nueva York. Máximo Guerra y  Francisco Karothy  pueden dar fe. Miramos la carrera parados casi en el mismo escalón de la tribuna y se sentía el temblor. Si no me cree pregúntele a Bill Clinton, que esa tarde también pasó por Belmont Park y fue testigo de lo que no ocurría desde 1978, con Affirmed.

 

American Pharoah corrió tres más dspués de ganar el Belmont. Perdió el Travers, se llevó el William Hill Haskell Stakes y el Breeders' Cup Classic. Se retiró luego de embolsar US$ 8.650.300 en premios. Big Red, que  ganó la TC de 1973 con un récord de 21-16, totalizó US$ 1.316.808 en recompensas. Affirmed cobró US$2393.818 por sus campaña. American Pharoah había sido vendido en 300 mil dólares en las ventas de agosto de FT.  Es hijo de Pioneer Of the Nile, que como padrillo no fue ningún iluminado.

 

Justify, que costó US$ 500.000 y está a un esfuerzo más de convertirse en el 13° ganador de la Triple Corona norteamericana, entrará en la carrera de este sábado con un estado perfecto y podrá seguirse por la señal ESPN.

 

Tronará nuevamente Belmont Park si gana Justify. Si lo hace, The New York Time seguro lo tendrá en cuenta para sus noticias de tapa en la edición dominical.

 

Justamente fue el NYT que acaba de revelar que uno de los tres dueños de Justify tiene relación directa con el magnate George Soros. El Times dice que en caso de vencer, WinStar Farm, que controla el 60 por ciento, y el China Horse Club, con el 25 %, estarán en el centro de las celebraciones. pero un grupo que posee el 15 por ciento restante de sus acciones de cría preferirá mantener su bajo perfil, como hasta ahora. A ese tercer grupo lo controlan empleados de Soros.

 

Soros Fund Management maneja SF Bloodstock y SF Racing Group, dos empresas conectadas con las carreras desde 2008; sus principales ejecutivos son empleados de quien fue el responsable del miércoles negro y tiene una fortuna calculada en ocho mil millones de dólares.

 

Con  estas dos compañía el magnate ha invertido grandes sumas de dinero en el negocio de las carreras de caballos. En 2015, dice el Times, SF Bloodstock entró en una sociedad por tres años con WinStar Farm y el China Horse Club y fue así como participó en la compra de Justify y Audible, el tercero del Kentucky Derby, para luego vencer sus derechos de carreras a Head of Plains Partners y Starlight Racing.

 

Según trascendió, poco después de la victoria de Justify en el Preakness, Coolmore ofreció 60 millones de dólares por su drechos de cría, oferta que incluiría 25 millones más en caso de ganar la Triple Corona y la posibilidad de que sus dueños conservan algunas acciones. Pero Elliott Walden, presidente ejecutivo de Winter, dijo que el acuerdo aún no se había cerrado.