A PESAR DE QUE SE LOGRÓ UN RÉCORD DE VENTA, NO TODO LO QUE RELUCE ES ORO EN EL TURF NACIONAL / Don Guima

 

Los precios obtenidos por algunas de las piezas rematadas durante la liquidación de La Biznaga no son cosas de todos los días. Cualquier recién llegado podría creer que al turf le va muy bien luego de ver lo pagado para Joy Nicia (Fortify), a la que le bajaron el martillo en 137.000 dólares;  pero llevarse por los buenos precios obtenidos sería quedarse con una impresión falsa. No todo lo que reluce es oro en el turf argentino, por más que en la subasta liquidación de uno de los haras fundamentales del turf argentino pareciera lo contrario.

Compradores extranjeros, chilnos y asiáticos, por ejemplo, confiaron en la calidad de los lotes presentados para invertir en los de aquí.

A la misma hora, del otro lado del Río de La Plata, ocurría la venta conjunta de El Palmar y Firmamento, lográndose precios que podrían haber igualado a los más baratos de de La Biznaga.

 

 

 

.