Uno de los bunkers allanados (Foto Policía de la Ciudad)

CAYÓ "EL LUJANERO", ACUSADO DE MANEJAR UNA GRAN RED DE JUGO CLANDESTINO / Don Guima

(La noticia de la detención de El Lujanero también fue de interés turfístico, por eso se publica aquí la noticia tomada del Diario LA NACION)

 

Roberto Laffont, conocido como "El Lujanero" y señalado desde hace décadas como uno de los zares del juego ilegal fue detenido junto a otros 34 sospechosos al cabo de un gigantesco procedimiento que incluyó 40 allanamientos en la Capital y el conurbano, y el secuestro de fuertes sumas de dinero y materiales y equipos presuntamente relacionados con las apuestas clandestinas.

El operativo fue resultado de una investigación realizada por la División Análisis Delictivo de la Información de la Policía de la Ciudad a pedido de la fiscal de Berazategui María de los Ángeles Attarian y el juez de Garantías de Quilmes Alejandro Mora. Los allanamientos se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires, Berazategui, Quilmes, Ezpeleta, Mercedes, Luján, Florencio Varela, Ramos Mejía, Caseros, San Francisco Solano, Pablo Podestá y San Martín, según informaron fuentes del gobierno porteño.


"Este es el resultado de una tarea coordinada con la Justicia, el Ministerio de Justicia bonaerense y el Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia. Ellos confiaron en la Policía de la Ciudad para llevar adelante tan importante tarea", sostuvo el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo.

El Lujanero, de 71 años, es un mito en la provincia de Buenos Aires, donde se lo considera un histórico regente del juego clandestino. Él, incluso, reconoció que había "levantado" quiniela y apuestas de forma clandestina desde los 18 años. Hizo esa admisión en 2003, cuando debió pagar casi 245.000 pesos de la época como rescate para la liberación de su hijo, Facundo, que estuvo 24 días cautivo entre mayo y junio de ese año. Para ese momento Laffont, que afirmaba que se había "retirado" de la actividad ilegal, era dueño de agencias hípicas en la zona oeste bonaerense y "hombre fuerte" en el ambiente del turf.

Muchos en el rubro lo mentaban como "el banquero" -capitalista del juego- más importante de la Argentina" y resaltaban que "El Lujanero siempre paga". Laffont estuvo detenido por la investigación que llevó adelante, entre septiembre y octubre de 1998, el exjuez platense César Melazo, por presunta defraudación al fisco a partir del juego clandestino.Tras un primer procesamiento, finalmente, fue sobreseido. Luego de eso, habría abierto negocios legales en Luján y en otras localidades del oeste del conurbano.


Casi dos décadas después, Laffont volvió a quedar preso, vinculado a las maniobras con las que comenzó su actividad. Según se informó, las investigaciones realizadas por la policía permitieron establecer los lugares y la operatoria realizada por la banda para llevar a cabo la maniobra de toma de apuestas ilegales de lotería, quiniela y carreras hípicas.

Esta banda tenía un búnker en cada una de las localidades donde hubo allanamientos. Según se pudo determinar, allí recibían por medio de mensajes de WhatsApp las jugadas provenientes de distintos puntos del país e incluso desde Uruguay.

A través de una aplicación y un software cuya creación se atribuye a El Lujanero, cada uno de los "pasadores" de quiniela -el punto más bajo de la cadena- enviaba las fotos de las apuestas a los búnkeres, donde se dejaba asentada. Como muchos de los "pasadores" eran personas mayores de edad poco habituadas al uso de nuevas tecnologías, la operatoria también era realizada mediante el envío de jugadas por fax.

Una de las computadoras en las que corría el software especial con el que se procesaban las apuestas clandestinas Una de las computadoras en las que corría el software especial con el que se procesaban las apuestas clandestinas
Crédito: Policía de la Ciudad
"En los 38 allanamientos realizados entre el jueves y el viernes fueron detenidas 35 personas y se secuestraron documentos, teléfonos, computadoras, faxes y más de 350 mil pesos. Estos equipos serán peritados y la investigación puede continuar", explicó el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D`Alessandro.

Los detenidos conforman toda la pirámide, que va desde los "pasadores" de quiniela a los responsables de los búnkeres y, de allí, hasta la cabeza de la organización, donde la investigación en curso sitúa a Laffont. Según informó la Policía de la Ciudad, El Lujanero "no solo aportaba los programas necesarios, sino que también brindaba soporte técnico en forma permanente en cada uno de los lugares, cobrando para ello un arancel mensual. Esta persona había montado una empresa con varios empleados para cubrir las necesidades de los clientes".

Los detenidos quedaron acusados del delito de asociación ilícita en concurso real con juego clandestino.