EL PRIMER ENTRENADOR DE JUSTIFY DIJO QUE DE POTRO ERA INMADURO Y NADA INVITABA A PENSAR QUE GANARIA EL DERBY / Don Guima

Bob Baffert no fue el primer entrenador de Justify. Antes de que ingresara en el establo del canoso preparador, el campeón pasó por las manos del francés Rodolphe Brisset, cuenta Courier Journal

 

Brisset lo tuvo a los dos años y recientemente recordó que en aquellos primeros días en Keeneland el caballo no grito "Seré el próximo ganador del Derby."

 

"Sería mentir para decir que sabíamos que iba a ser esto", dijo Brisset. "El caballo es físicamente hermoso y mentalmente muy fácil de llevar. De bebé era un poco inmaduro”

 

Brisset puso su propio competidor en el Preakness Stakes, Quip, ganador antes en Tampa Bay.

 

A través de un acuerdo con  Winstar Farm, Brisset estuvo entrenado el caballo el año pasado desde agosto hasta a principios de noviembre,  antes de ser enviado a Bob Baffert en California.

 

El Presidente de Winstar, Elliott Walden, habpia acordado con Brisset que le enviaría caballos para supervisar, pero eventualmente serían trasladados a otros entrenadores.

 

Justify hizo tres partidas con Brisset el año pasado en Keeneland entre el 19 de octubre al  de noviembre, el último un impresionante trabajo de 600 metros en 36 segundos. Días más tarde Justify  estaba camino a Los Alamitos, donde el ayudante de Baffert Mike, Marlow,asumió el entrenamiento del caballo. Baffert dijo que vio por primer vez a Justify en enero en Santa Anita, sólo semanas antes de su primera carrera.

 

Cuatro meses más tarde, Brisset estaba viendo con orgullo cómo Justify ganaba el Derby de Kentucky.

 

"Fue divertido estar a su alrededor, dijo Brisset, quien deseaba que si su caballo fuera batido por alguien en el Preakness, que ese alguien fuera Justify. Pero en Pimlico lo batieron todos y llegó último.

 

Baffert dijo que conoció a Brisset por primera vez en el sorteo de partidores del Preakness¿ y le agradeció por su trabajo con Justify

 

"El caballo llegó  en forma fantástica", dijo Baffert. "El es un entrenador muy talentoso y buen jinete, y creo que es genial que le están dando una oportunidad"

 

Brisset, de 34 años, nació en Francia y se trasladó a los Estados Unidos en 2005 para trabajar como ayudante del entrenador Patrick Biancone. Dos años más tarde  se unió a la operación de Bill Mott como jockey vareador antes de ser ascendido rápidamente a entrenador asistente.