• DE SENADORES, CABALLOS, LEYES, SUBVENCIONES Y 3800 TRAGAMONEDAS

    Exhibirse como un bloque monolítico fue lo mejor que pudo ocurrir ante legisladores que atendieron con atención la problemática hípica.
    Nadie espera que esos senadores bonaerenses salgan corriendo a comprar ya mismo caballos para unirse al sector, pero no menos cierto es que se generó empatía.