PREOCUPACIÓN POR NUMEROSOS CASOS DE INFLUENZA EQUINA / Don Guima

Pasó por Mendoza, se detectaron casos en La Pampa, Neuquén y ahora en Buenos Aires. La influenza equina avanza y  ya genera preocupación en los centros hípicos.

"Debido a la situación actual de casos de influenza equina el hipódromo de San Isidro Isidro exigirá una vacunación menor a 30 días para residir o competir en el mismo", comunicaron desde el escenario del Jockey Club.



La influenza equina (IE) es una enfermedad

respiratoria viral sumamente contagiosa. En los caballos

el agente etiológico es el virus de influenza A,

subtipos A equi 1 (H7N7) y equi 2 (H3N8). Los virus

H7N7 se consideran extintos. Los virus H3N8 han

evolucionado en dos linajes, linaje Americano y linaje

Europeo. A su vez el linaje Americano evolucionó en

tres sublinajes: Kentucky, Florida y Sudamericano. El

linaje predominante es Florida, que se dividió en dos

clados antigénicamente diferentes, Clado 1 y Clado 2.

El sublinaje Sudamericano

también se encuentra dividido en Clado 1 y Clado

2 (Olguin Perglione et al., 2016b).

 

Los brotes de IE suelen estar asociados a la

concentración de los caballos en eventos ecuestres,

donde adquieren la enfermedad. Luego la diseminan

cuando son trasladados una vez terminado el evento

ecuestre . La medida

profiláctica más importante es la aplicación de vacunas

 

En países endémicos las pérdidas económicas

debidas a la enfermedad pueden minimizarse mediante

la vacunación específica de caballos con traslados

frecuentes .

La enfermedad puede manifestarse con fiebre,

tos seca y áspera seguida de secreción nasal inicialmente

serosa, que luego pasa a ser mucopurulenta.

En animales vacunados, con inmunidad parcial, se

observa que alguno de estos signos puede estar

ausentes . Sin embargo, estos

equinos pueden seguir excretando el virus y servir de

fuente de infección para otros animales .

 

En la República Argentina, en marzo de 1993,

se produjo un brote de IE en los hipódromos de Palermo

y de San Isidro, donde enfermaron aproximadamente

el 40 % de los equinos en entrenamiento. En

octubre de 1994, otro episodio de intensidad menor

afectó a los animales de dos años de edad. A fines

de mayo de 1995, se notificó otro brote en el hipó-

dromo de San Isidro, con la particularidad de haber

afectado en forma variable a los equinos, lo que se

atribuyó a los diferentes estados inmunitarios dentro

de una población. En el periodo comprendido entre

2011 y 2016, en el Servicio Nacional de Sanidad y

Calidad Agroalimentaria (SENASA) se recibieron 19

notificaciones de sospechas de influenza equina, con

12 eventos confirmados de la enfermedad y 238 equinos

afectados. El último brote confirmado de IE en la

Argentina se produjo en 2012, afectó principalmente

a los hipódromos de la provincia de Buenos Aires

(Azul, La Plata y San Isidro) y de la Ciudad Autónoma

de Buenos Aires (Palermo) y fue producido por un virus de influenza

equina A subtipo A equi 2 (H3N8). Este mismo tipo de

virus fue aislado, durante 2015, durante los brotes de

influenza equina y casos individuales notificados en

China, Francia, Alemania, Irlanda, Malasia, Suecia,

Reino Unido y Estados Unidos).

En el período del estudio la aplicación de

vacuna contra el virus de IE de manera previa a los

movimientos de equinos era obligatoria, con excepción

de aquellos movilizados con destino a faena. Las vacunas

nacionales disponibles en el mercado contenían

la cepa A/eq/La Plata/93 y las vacunas importadas

contenían la cepa A/eq/Kentucky/1/97.

Dado que se desconoce la situación inmunoló-

gica real de la población de equinos de Argentina, el

objetivo de este estudio fue estimar la prevalencia de

anticuerpos contra IE en una subpoblación específica,

como los equinos utilizados para deporte y recreación,

y la magnitud de su respuesta humoral.

 

ESTUDIO Prevalencia Influenza Equina en Caballos deportivos RA (1)