SEXY REASONS GANÓ LA LONGINES CUP Y LE HIZO PROPAGANDA A LA SUBASTA FINAL DE LA ESPERANZA / Don Guima

MONTEVIDEO.- Tenía el número 12 en mandil Sexy Reasons al ganar la Longines Cup-Clásico Diana (G3). Tendrá el 76 su madre, Sexy Night, en el catálogo de ventas de La Esperanza, cuya liquidación final se hará en marzo.

 

Sexy Reason corrió para el stud Macagu y para promocionar de este lado del Río de La Plata la venta del plantel de yeguas de Raúl Lottero. Que ganen las crías de las madres que subastarán es la mejor promoción. Sexy Night y las otras del catálogo seguramente tendrán muchas manos levantadas cuando entren en el ring de ventas.

 

Sexy Reasons ganó todo lo que había para ganar. Fue una máquina de hacer plata la de Julio Mosquera desde el inicio de su campana. Justamente, lo que embolsó su dueño por recompensas le sirvió para comprar algunas otras máquinas para su pequeña Pyme.

 

Yegua campeona en Maroñas, parecía flaca en comparación con una peruana de la que se hablaban maravillas y también supera la media tonelada en la balanza. Pero en la cancha hubo una sola peso pesado: la argentina.

 

Julio César Méndez dice que Sexy Reasons tiene el nivel suficiente como para correr las carreras bravas de Palermo y San Isidro.  El concepto es grande.



Raúl Lottero estuvo en Maroñas y se llevó el trofeo reservado para el criador de la ganadora de la Longines Cup y de algunos clásicos anteriores que le debían.  Cuando La Esperanza se quede huérfano de caballos, esos galardones servirán para recordar sin palabras lo tanto y bueno que salió de esa cabaña. Idolo Porteño y Fiesta Lady, por ejemplo.



Julio Mosquera tiene que hacerle un monumento a Irene Guimaraes. La agente le eligió tres caballos y con dos ganó clásicos. Primero le mandó a Legion Cat y al año siguiente le marcó a Sexy Reasons. La yegua se hizo campeona y el caballo es uno de los tres mejores fondistas uruguayos.

Si ganaba Legión Cat el clásico General Artigas que perdió por ventaja mínima, hubiera sido la tarde soñada del liquidado haras Melincué, pues allí también nació Roman Rosso.

 

La Longines Cup fue para Sexy Reason