UN SECTOR DE LA HÍPICA MARCHARÁ A LA PLATA PARA PROTESTARLE A VIDAL / Don Guima

En Gualeguay se reuniron este sábado personalidades afines y del turf para avanzar sobre un plan que culmine en una movilización hacia La Plata para protestar por la futura quita subvenciones y subsidios al la industria.
Eduardo Ferro y Melitón López estuvieron en ese encuentro reclutando voluntades.Hubo quienes se preguntaron porqué sólo ahora algunos sectores de la hípica de Buenos Aires se acuerdan que el interior existe y no lo hicieron en tiempos de abundancia. Hubo otros que aseguraron que cualquier suerte que corran los hipódromos bonaerenses impactará en los del interior. La marcha hacia La Plata podría darse en la segunda semana de junio, con particupación de actores de otras provincias.

 

A este gobierno no le gusta que le tomen la calle. La movilización podría tener el efecto de un boomerang si hay batifondo. O volverse en contra si la concentración muestra que el turf no puede juntar a muchos de los suyos bajo un mismo lema, evidenciando debilidades.

 

La ley Vidal para derogar la actual que regula la hípica provincial entró en la legislatura la semana pasada y no fue tratada sobre tablas. Eso está reservado a las normas que necesitan urgente sanción. No fue el de este caso.

 

El hecho de que haya pasado a comisiones para su estudio fue un alivio para quienes pensaban que podrí tener tratamiento express. Son los mismos que sostienen que ahora viene el tiempo de trabajar para mejorar lo que Vidal envió al parlamento.

 

De todos modos al día siguiente de la manifestación habrá que medir de nuevo cómo está visto el turf en la sociedad y en la clase política.

 

*********

La segunda intención de quienes visitaron Entre Ríos el sábado es generar lo necesario para la creación de un instituto hípico, ya de alcance nacional. Melitón, cuya buena onda con la gobernadora es cosa del pasado, apoya ese plan.
Melitón, por ejemplo, está en favor de la encriptación de las señales de carreras para combatir el juego ilegal.Durante su paso por la lotería se dieron algunos golpes al juego clandestino. Hay quienes dicen que le pegó a simples garitos. Lo mismo valdría para Lanusse, el actual titular de la lotería bonaerense, con allanamientos registrados con cámaras para para la tribuna.

 

*********

Mientras tanto, Palermo vivirá este martes un evento a dos lados de la Avenida del Libertador donde lo ecuestre será resaltado a más no poder. Con el apoyo oficial de la Ciudad de Buenos Aires, Caballos Argentinos podría contar con la presencia del presidente Macri en el Campo de Polo, no así en el Hipódromo donde se hará el GP Republica Argentina. Si se diera esa situación quedara en claro cuáles son las manifestaciones hípicas que más le agradan al jefe de estado y cuáles no.

 

Caballos Argentinos tendrá como principal bondad la de acercar lo ecuestre al vecino. Al hombre de la ciudad le gusta el caballo. Queda en claro cada año en la pista central de la Rural cuando los Arabes, los Peruanos de Paso, los Criollos, los Falabella, los Percherones, los Cuarto de Milla, los de atalajes, los de la Escuadra Azul hacen maravillas.

 

El principal país de Sudamerica en cuanto a producción de caballos de carreras y el cuarto a nivel mundial puede hacer mucho más por la alianza hombre-caballo que viene desde más atrás de los tiempos de la colonia. Y en eso se está en Palermo, barrio de los relinchos.

 

La asociación hombre equino debe propender siempre al bienestar del animal.
El comentario viene a cuento por un especial emitido por C5N en la tarde del dimingo, dedicado exclusivamente a poner en pantalla la parte más cruel de las cuadreras, que son las muertes por sobredosis de tóxicos y los accidentes. Quienes participaban del informe pedían que las cuadreras fueran prohibidas -como se hizo con las de galgos- y se modifique la actual ley de crueldad animal, elevando las penas.

 

Las cuadreras forman parte del folclore y el sentir del hombre del interior, que seguramente vería con mayor agrado que la actividad sea regulada antes que cercenada. Un proyecto en ese sentido presentó la ex diputada Mónica López en la legislatura bonaerense el año pasaso.

 

¿El turf es un todo monolítico o una suma de individualidades? ¿Los hipódromos son mas importantes que los propietarios? ¿Qué sería de los patrones de no existir los criadores? ¿Sin jockeys habrían carreras? Las preguntas vuelven a estar sobre la mesa como en otros tiempos de vacas flacas. En época de abundancia -y no hace mucho- a nadie le preocupaba si el propio era el ombligo más importante del mundo.

Un estudio publicado la semama pasada en EE UU da cuenta que la industria equina en Nueva York tiene un impacto de 5300 millones de dólares y solamente lo vinculado con el caballo de carreras fue de 3080 millones, con una fuerza laboral de 20.000 personas. En pesos serían 61.600 millones (salvo error de mi calculadora) ¿Se imagina si esa cifra pudiera replicarse en la hípica de Buenos Aires, que es la Kentucky argentina?

 

Un saludo,

Julio Guimaraes