AYRA REPRISÓ, LUCHÓ Y GANÓ A LO PINGA EN LOS 1400 METROS DE PALERMO / Don Guima

Ayra estuvo cuatro meses sin correr y cuando volvió lo hizo de la mejor manera: ganando a lo pinga. Lo era su madre, Aicega, y quiere serla ella misma.

Está invicta en dos carreras la yegua de Vacación. La primera en la milla; ahora en 1400 metros. Su talento, y el de su jockey, Pablo Falero, hizo que hasta aquí no conociera la derrota.

En la de ganadoras de una, trabajó para doblegar por medio pescuezo a Accionadora, que llevó los colores de La Esperanza y a Juan Noriega en la silla.