CANDY KISS, OTRO LADRILLO PARA LA PARED DE SEÑOR CANDY / Don Guima

Sólo en los 150 metros finales Pablo Carrizo le hizo conocer a Candy Kiss el rigor de su látigo. Desde la partida en el palo de los 1000 metros en San Isidro el jockey se había dedicado a afirmarlo bien y a mostrarle por donde moverse, tras una salida poco ortodoxa.


A Candy Kiss lo cuida Alfredo Mihura en La Pomme, cuyos colores defiede en la pista.


El potrillo participó de tres pruebas antes y es la segunda cria de Señor Candy en ganar a los dos años; la anterior había sido Candy Cash, reciente segundo en el Kemmis, a la cabeza.
El padrillo tiene 35 hijios en edad de correr y es hijo de Candy Ride y Toda Una Dama, ganador de siete.