LAS FUERZAS VIVAS DEL TURF SE UNIERON PARA DEFENDERSE DE AMENAZAS EXTERNAS / Don Guima

La reunión se hizo en la sede de APHARA, en la calle Juramento al 1500. Hasta allí llegaron representantes de las fuerzas vivas del turf para mantener una reunión que en el futuro podrá  recordarse como histórica.

 

Hipódromos, instituciones, gremios y cámaras hípicas que muchas veces han tenido sus diferencia, ahora se sentaron  a una misma mesa para buscar estrategias que sirvan como defensa  ante potenciales amenazas.

 

En el encuentro se acordó solicitar a las autoridades no tomar medidas que afecten a la industria sin consultar primero a la mesa de trabajo que acababan de crear; asimismo, se comprometieron en aportar propuestas y soluciones para la problemática de la industria, a la que calificaron como en decadencia.

 

Algunos de los puntos en que todos podrían coincidir serían los que se trataron hace un par de meses en el Jockey Club, cuando el juego ilegal, el sobreprecio en las agencias y la red de distribución fueron considerados como temas fundamentales para resolver con tal de asegurar recursos propios.

 

También, podrían plantear que todos los hipódromos tengan las mismas herramientas para desarrollarse.

 

El apuro en reunirse fue consecuencia de los rumores respecto de que el gobierno  planea reducir al mínimo el Fondo de Reparación al Turf hasta su desaparición, nueva ley mediante. El tema, inclusive, mereció un amplio tratamiento en la edición del domingo en Clarín, lo que motorizó aún más la necesidad de dejar de discutir por temas menores para dedicarse a preocuparse por las amenazas mayores.

 

Quienes participaron de la cumbre coincidieron en que ninguno mostró ánimos de sobresalir o buscar protagonismos y la evaluaron como un primer gran paso.

 

Es de esperar que la unidad que se acaba de formar sea granítica y sirva como punto de partida para mejorar la salud de una industria que tiene responsabilidades en lo que le pasa, pero también problemas que le llegan desde afuera.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes