EL DIA EN QUE TONY BULLRICH Y JUAN VILLAR URQUIZA TOCARON EL CIELO TURFISTICO CON LAS MANOS / Don Guima

¿Qué tienen en común Antonio Bullrich y Juan Mariano Villar Urquiza? Respuesta 1. Los dos son presidentes de comisiones de carreras. Uno de Palermo. El otro del Jockey Club. Respuesta 2. Ambos ganaron las dos carreras más importantes de la serie del Pellegrini.

 

Tony crió a Puerto Escondido en El Mallín. Es su obra maestra. Villar Urquiza produjo a Nicholas en El Doguito."Somos un haras chiquito. Para nosotros esto es muy importante", repetía el hombre que le sacó un poco de tiempo a sus empesas para dedicárselo a la conducción hípica.

 

Antes de ganar el Pellegrini con Puerto Escondido El Mallín estaba en el puesto 19 de la estadística de productores por sumas ganadas. Ahora avanzará hasta el 12, al menos. La cabaña de Urquiza, ubicada en Las Flores, estaba 38 en la tabla. Trepará diez lugares.

El Doguito crió antes a Willander, con el que ganó Grupo 1 y corrió un Pellegrini sin resultado, aunque poder correrlo ya es sueño cumplido. No podía estar más feliz en la tarde sanisidrense Juan Cruz Ramallo, sobrino del presidente de la comisión de carreras de San Isidro y uno de sus principales consejeros turfísticos.

 

Eran las once y media de la noche del sábado y Tony Bullrich seguía encendido. Ya estaba en su casa, por entonces. "Muertos, felices, en la semana festejaremos con el Turco y en el haras. Muy emocionante. No baja la adrenalina", contaba por Whatsapp.

En épocas de redes sociales y teléfonos inteligentes las noticias vuelan más rápido que nunca. Dos minutos después de la victoria, mensaje de Bruno Quintana. Al instante, ocho llamadas perdidas de su mamá, desde New York City. "La familia Quintana entera me trajo suerte", diría Bullrich cuando en Buenos Aires llovía torrencialmente.

"Mamá, ganamos!!", fue el comentario con el que abrió el diálogo Tony cuando la llamó. Y se puso a hablar bajo, casi murmurando. Cuentan que son carne y uña. Uno, curioso profesional, hubiera querido escuchar todo lo que se dijeron.

 

La yegua Surf Point antes que a Puerto Escondido dio a Lange, el ganador del Nacional de 2011. También lo cuidaba Sahagián, que en realidad no es de origen turco. No debe haber caso similar en el turf argentino que una misma yegua produzca a un ganador del Derby y otro del Pellegrini. Y con distintos padrillos. Aptitude y Hurricane Cat. ¿Quiere saber de cuál parirá un hijo en julio próximo? Adivinó. Será propio hermano de Puerto Escondido el o la por venir.

 

Enrique Martín Ferro es el entrenador de Nicholas. El día de la partida final Quique vió que su caballo había marcado 46s1/5, solo, con un gran remate, y pensó que apenas necesitaba un poco de buena suerte para ganar el Anchorena. El caballo estaba listo.

No se sabe si el jueves a la noche festejó más la victoria de Independiente en el final de la Copa que el éxito de ese caballo al que Orteguita montó como los dioces.

Nicholas es la primera cría de Nandaly, una ganadora de tres en Palermo y San Isidro y que este año fue a servicio otra vez de Equal Stripes.

 

Era la una de la mañana del domingo y Bullrich seguía conectado en Whatsapp. Quizá le estaba mandando el resultado de la carrera a su hija Antonia, quien volaba desde Irlanda y se enteraría de la conquista de su padre al volver a tener señal en Ezeiza.

 

El triunfo en el Pellegrini le abrió muchas ventanas a Puerto Escondido. El sueño de sus dueños es verlo en la Breeders’ Cup. O en Dubai. El de su criador, tenerlo de padrillo en el haras. El de San Isidro, que acepte la invitación para representarlo en el Longines Gran Premio Latinoamericano, en Maroñas. Latin American Racing Channel  lo va a tentar con llevarlo a una de las carreras de Royal Ascot.  

 

Puerto Escondido estuvo a medio pescuezo de haber ganado dos Pellegrini al hilo. El del año pasado lo perdió por esa diferenca frente a Sixties Song, en el disco. Aquella vez, en el mismo lugar donde ahora tomó la punta venía corriendo último.

 

Puerto Escondido se consagró como el Caballo del Año 2017; seis corridas y cinco ganadas, tres Grupo 1, incluida la de perdedores.

 

Puerto Escondido ganó el Pellegrini 2017

Puerto Escondido, segundo en el Pellegrini 2016

Nicholas, en su mejor momento

Un saludo,

Julio Guimaraes