LAS HERAS-LOS BAGUALES, DUEÑOS DEL ABIERTO DE PATO / Don Guima

 

 En un electrizante partido, Las Heras Los Baguales se consagró campeón del 76° Abierto Argentino de Pato, tras vencer a El Relincho por 17 a 15 en la final disputada en la Cancha 2 del Campo de Polo en Palermo y que tuvo el apoyo de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines.

 

En la previa de este encuentro ya se consideraba un suceso histórico para el deporte del Pato, debido a que por primera vez un equipo de 40 goles disputaba una final de Abierto. Ese “hándicap” era propiedad de la alineación de Las Heras- Los Baguales, que cumplió con el ansiado objetivo, aunque las emociones se fueron alternado de un lado hacía el otro.

 

Pasó de todo. A sólo dos minutos del inicio, el equipo ganador tuvo que realizar una modificación por la lesión de Sergio Alberti. En su lugar ingresó Sergio Pedretti, que tuvo gran incidencia en el resultado por su eficacia a la hora de definir. Al cerrar el cuarto tiempo, sumaban seis puntos de ventaja, pero El Relincho estuvo al borde de la hazaña y  llegó a ubicarse a sólo un tanto del empate.

 

Ya con la gloria en su poder, Facundo Taberna; una de las figuras de la tarde hizo un breve análisis del juego y declaró: “En un momento nos desconcentramos y nos costó mantener esa diferencia. Igual hicimos un buen trabajo y pudimos obtener este premio, que es el esfuerzo a toda una temporada.

 

Elio Demartini y Ricardo Solaro, dirigentes de la UTTA, entregaron un trofeo a los vencedores. Mientras que Gustavo Lezaun, Presidente de la Federación Argentina de Pato, se mostró muy agradecido por el apoyo  que recibe por parte del gremio que lidera Carlos Felice y sostuvo que: “Para nosotros es importante que la UTTA pueda acompañarnos en este tipo de torneos. De esta manera nos permite difundir esta actividad”.

 

Fue un año muy especial porque en el mes de abril se aprobó la ley que promulga al Pato como deporte nacional y esta gran final estuvo a la altura de las circunstancias, en una ida y vuelta que no será fácil de olvidar.

 

(Fuente Prensa y Comunicación UTTA)