TURF. EDITORIAL. EN TODAS LAS FAMILIAS HAY PELEAS. / Don Guima

Visto desde afuera parece que todos están peleados. O por lo menos de la boca para afuera. Ferro uso dinamita. En el programa de radio que conduce Gardy Martucci, el secretario general de la Gremial de Profesionales del Turf  dijo lo que nunca antes. Que el Jockey Club ha dejado de ser la entidad madre del turf argentino, desconociéndole liderazgo, y que Antonio Bullrich no tiene autoridad para reclamarle nada y debería ir más seguido a las reuniones de la Comisión de Carreras de Palermo.

Ferro tiene gimnasia en conflictos. Cuando fue necesario, le paró las carreras a Lalor. Con Bruno, o sus comisiones de carreras, se entendió mejor pero también pulseó. A la conducción de Olivera le discutió generalmente por temas económicos. Con Palermo tuvo serios enojos.

¿Que tenga gimnasia en conflictos lo convierten en conflictivo? Ferro ganó su rerererelección por pocos votos y eso lo condiciona ante sus bases. Y las bases están molestas. El tema de los boxes y los seguros son los que más le preocupan a  entrenadores y jinetes. Ferro le está dando a los suyos lo que querían escuchar.

Cuando se dice que tiene gimnasia en conflictos se quiere decir que sabe hasta dónde tirar de la cuerda y cuando aflojar.  Sabe entrar y salir. Algunas frases altisonantes siempre hay que entenderlas como parte del juego de la política.

Ahora se conocieron dos cartas más firmadas por su comisión directiva. En una directamente le habla a Federico de Achával, el presidente de HAPSA, pidiéndole, entre otros temas, bonificaciones en los boxes, extensiones de seguros y una nueva participación de la actividad en las ganancias de los slots.

La otra fue a Crotto, el presidente del Jockey Club, con inquietudes similares además de temas relacionados con el pago de entradas para los G1.

Algún logro tendrá que conseguir para su sector; no puede volver con las manos vacías.

En la Estancia de Falero, el restó que tiene el jockey uruguayo en la calle Dardo Rocha, se hará la semana que viene una reunión en la que promete juntarse parte de la familia del turf  para ir levantando copas por el fin de año y hablar de turf, que es lo que nos gusta. Será un encuentro tipo Ondas de Amor y Paz donde podrán tocarse todos los temas en un ambiente relajado. Dije familia del turf y no fue un error. En todas las familias hay peleas.  

 

Un saludo,

Julio Guimaraes