HE RUNS AWAY TRATARA DE ABRIR UN CAMINO NUEVO EN HONG KONG / Don Guima

Chad Schofield, un chico de 23 años, será el jockey de He Runs Away en su primera carrera en Hong Kong. El ganador del Jockey Club y el Nacional de 2016 arrancará desde a puerta 7 en la última carrera del miércoles en HK, donde se está desarrollando el encuentro la última reunión de handicappers.

 

El dueño de He Runs Away  tendrá otro caballo con sus colores enfrentando al argentino, que si gana obtendrá un bonus de 90.000 dólares, además de los 130.000 reservado para el primero.

 Chad pasó cuatro años de su juventud viviendo en Hong Kong, donde su padre, el jinete sudafricano Glyn Schofield, fue contratado para viajar. Su familia se mudó a Australia y Schofield comenzó su propia carrera como jinete en Sydney en la temporada 2010/11, disfrutando de un rápido éxito. Se mudó a Melbourne en 2012 para montar para el poderoso establo de David Hayes. Su primer triunfo en un Grupo 1 fue en Cox Plate de 2013 Él y su padre hicieron historia en 2014 como los primeros padre e hijo compitiendo  entre sí en la Copa de Melbourne.

 El británico Richard Gibson le dio todo el tiempo necesario a He Runs Away para conseguir su punto ideal. Anda por los 480 kilos de pesos, un poco más musculoso respecto al de Buenos Aires.

De una buena campaña suya en Hong Kong depende que los compradores de talentos tengan a la Argentina en su radar.

"Aquí la gente conoce poco acerca de los caballos sudamericanos. Muchos clientes prefieren irse a comprar caballos Australia, aunque sean más caros, pero sólo por el hecho de saber más de ellos. Ustedes-por los sudamericanos-  podrán solucionar ese déficit cuando vengan mas seguido a correr a HK”, comentó un colega hace poco.

 

lacarrera